ActualidadAsociadasNoticias

Esta es la mejor posición para dormir, según los expertos

Un buen sueño nocturno puede depender de la posición que se adopta para dormir, según expertos de la Clínica Mayo.

Redacción Gestarsalud

La mayoría de las personas pasa un tercio de su vida durmiendo o descansando, según informa la Sleep Foundation (Fundación del Sueño),  y como sabemos durante este proceso el cuerpo se recarga y repara a sí mismo. Se sabe que un buen sueño nocturno, a menudo, depende de la posición que se adopta para dormir, pero entonces, ¿cuál es la mejor posición para dormir?

Lois Krahn y Virend Somers son expertos en medicina del sueño de la Clínica Mayo y explican, en primer lugar, que la peor posición para dormir es boca arriba, especialmente cuando hay apnea del sueño, que es un trastorno potencialmente grave en el que la respiración se detiene y vuelve a comenzar repetidamente. A esta posición le sigue dormir boca abajo, pues a pesar de que ayuda a mantener abiertas las vías respiratorias, puede tensar la columna vertebral y el cuello.

(Le puede interesar: ¿Qué sirve y que no sirve para tener un mejor sueño?)

¿Cuál es la mejor posición?

Según el especialista Virend Somers, cardiólogo de Mayo Clinic en Rochester (Minnesota) y director de las instalaciones para el estudio del sueño del Centro para Ciencias Clínicas y Traslacionales de Mayo Clinic, en general hay bastante evidencia respecto a que dormir de costado es probablemente lo mejor.

“Definitivamente dormir de costado y, si resulta cómodo, quizás con la cabeza ligeramente elevada ayuda a evitar el colapso de las vías respiratorias y disminuye los ronquidos”, explica.

(Le recomendamos: ¿Qué opinan los nutricionistas del ayuno por más de 24 horas?)

Así mismo, los especialistas explican que dormir de costado es recomendable durante el embarazo, especialmente en el último trimestre, pues esto elimina la presión sobre los órganos internos y promueve un flujo sanguíneo.

Por su parte, la Sleep Foundation (Fundación del Sueño) también considera que dormir de costado es lo mejor para quienes sufren de dolor del cuello y dolor de espalda, especialmente si se coloca una almohada pequeña entre las rodillas.

(Lea también: Ayuno intermitente: ¿qué dice la ciencia?)

Recomendaciones para un buen descanso

1. Respete los horarios de sueño.

No duerma más de ocho horas, pues la cantidad de sueño recomendada en un adulto sano es de siete horas; por ello la mayoría de las personas no necesita pasar más de ocho horas en la cama para lograr este objetivo.

Acuéstese y levántese a la misma hora todos los días; ser constante refuerza el ciclo de sueño-vigilia del organismo.

Por otra parte, si no se duerme después de 20 minutos, salga del dormitorio y haga alguna actividad relajante como leer o escuchar música, y  volver a la cama cuando estés cansado. Repita este procedimiento la cantidad de veces que sean necesarias

2. Preste atención a lo que come y lo que bebe.

No vaya a la cama con hambre ni sintiéndose muy lleno. En especial, evite las comidas pesadas o muy abundantes un par de horas antes de acostarte, ya que es posible que esa incomodidad y pesadez lo mantenga despierto.

(Le recomendamos: ¿Son realmente más efectivas las dietas bajas en carbohidratos para bajar de peso?)

También debe tener cuidado con la nicotina, la cafeína y el alcohol; pues los efectos estimulantes de la nicotina y de la cafeína tardan varias horas en desaparecer y pueden causar inconsistencias en la calidad del sueño.

3. Cree un entorno relajado.

Haga que su habitación sea un lugar ideal para dormir. Una habitación fresca, oscura y en silencio, puede ser muy útil para un buen sueño.

Por otro lado, tenga en cuenta que la exposición a la luz puede hacer que resulte más difícil quedarse dormido; por ello trate de evitar el uso prolongado de pantallas que emiten luz justo antes de irse a dormir.

También es importante que utilice cortinas para oscurecer la habitación, y un ventilador o calefactor o para crear un ambiente que se adapte a sus necesidades.

Así mismo hacer actividades relajantes antes de la hora de acostarte, como tomar un baño o usar técnicas de relajación, puede promover un mejor sueño.

4. Limite las siestas durante el día.

Las siestas largas durante el día pueden interferir en el sueño nocturno. Si opta por dormir una siesta, no lo haga durante más de 30 minutos ni al final de la tarde.

Sin embargo, si trabaja por la noche, podría necesitar una siesta a última hora del día antes de ir a trabajar para compensar la falta de sueño.

(Le puede interesar: Estos son los alimentos que usted debe consumir si quiere prevenir el cáncer)

5. Incorpore la actividad física a su rutina diaria.

La actividad física regular ayuda a dormir mejor; sin embargo, evita el exceso de actividad cerca de la hora de acostarse. Así mismo puede ser útil pasar tiempo al aire libre todos los días.

6. Controle las preocupaciones.

Intente resolver sus preocupaciones o inquietudes antes de irse a dormir. El manejo del estrés puede ayudarle, por ello la meditación también puede aliviar la ansiedad y ayudarlo a dormir mejor.

Con información de la Clínica Mayo*

(Lea también: El cáncer, la segunda causa de muerte en Colombia durante la pandemia)

Escribe tu comentario