ActualidadCovid 19

Gestarsalud se une al llamado de las autoridades nacionales sobre la necesidad del ‘auto aislamiento responsable’

Por 6 abril 2021 Sin comentarios
Foto: keliaalvarez.com

Gestarsalud, como asociación que agremia a las EPS del Régimen Subsidiado, se une al llamado que hace el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Salud y Protección Social, la Organización Panamericana de la Salud y varios mandatarios locales del país, en relación con la solicitud de autoaislamiento responsable de siete días para aquellas personas y familias que estuvieron de viaje a zonas con altas tasas de contagio.

Elisa Torrenegra, directora de Gestarsalud, levantó su voz para manifestar total apoyo a las declaraciones dadas por el ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruíz Gómez, el pasado lunes en la noche. El líder de la cartera de salud recomienda que la mejor manera para controlar las complicaciones dadas por el tercer pico de COVID-19 está en el autoaislamiento responsable: no salir de casa si se tienen síntomas respiratorios o si se ha tenido contacto con un caso sospechoso o confirmado, o si se tiene una prueba positiva para COVID-19 en los últimos 14 días.

Para estos días posteriores al asueto de la Semana Mayor lo mejor es evitar visitas a familiares o amigos con quienes no se conviva, reuniones sociales o comidas en espacios cerrados, especialmente si hay adultos mayores o personas con comorbilidades. En el caso de que sea necesario, lo mejor sería hacer visitas cortas y al aire libre.

"Es importante estar atentos a la manifestación de síntomas respiratorios entre algunos de los miembros del núcleo familiar con los que se convive y, de presentarse un caso positivo, es necesario aislar a la persona de manera inmediata y seguir las recomendaciones dadas por el Ministerio. Si un familiar adulto mayor ya recibió la primera dosis de la vacuna, de ninguna manera significa que tenga mayor protección y se relajen las medidas. La probabilidad de contagio existe y debemos continuar la protección, ya que la inmunización por la vacuna se consigue cerca de dos semanas después de la segunda dosis".

Así están las cosas en Colombia

"Estamos enfrentando un crecimiento importante, después de ese segundo pico que tuvimos en febrero, con un crecimiento de casos relevantes en grandes ciudades del país, y con un porcentaje de disponibilidad de camas de cuidado intensivo del 38 %, comparado con el 46 % que teníamos hacia el 28 de febrero", indicó el ministro Ruíz.

Ese crecimiento se dio entre el 1 y el 15 de marzo, en mayor proporción en la región Caribe, Antioquia y el Eje Cafetero. La hipótesis que manejan las autoridades epidemiológicas es que el aumento de casos obedece al relajamiento del autocuidado y dinámicas sociales de riesgo.

En este momento, Medellín tiene un pico establecido y creciente, tanto en número de contagios como de fallecidos, y cuenta con una disponibilidad UCI del 3 %.

Santa Marta integra el grupo de ciudades con alta ocupación de camas UCI, con disponibilidad del 5 % y, desde febrero, presenta aumento de casos y muertes por COVID-19.

Si bien Cali estaba en una meseta, ya empezó a presentar una ligera tendencia al alza. En este momento tiene una disponibilidad del 15 % en Unidades de Cuidados Intensivos.

Barranquilla, con una disponibilidad en UCI del 22 %, también trabaja en fuertes medidas para contener la tendencia al alza en los contagios y muertes por COVID-19.

El grupo lo cierra Bogotá, que ya comenzó a presentar un crecimiento de casos, reflejado en un 31 % de disponibilidad UCI.

Al respecto, el ministro Ruíz se refirió a la importancia de estos datos, ofrecidos por el Comité Epidemiológico Nacional, "porque nos muestran que en este momento tenemos aumento de casos y muertes en Bogotá, Manizales, Armenia, Tunja, Barranquilla, Montería, Leticia y Pereira y aumento en casos y muertes con ocupación de UCI en Medellín, Cali, Santa Marta y Barranquilla".

Francisco Becerra, ex subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, asegura, por su parte, que es importante que la gente entienda que aunque la vacuna protege, no es posible ‘bajar la guardia’, de ahí la importancia del lavado de manos, distanciamiento social y uso correcto del tapabocas. La vacuna no evita la enfermedad, solo ayuda a mitigar los efectos letales de ella y no de inmediato.

"En esta situación es importante entender que, si ya nos hemos cuidado un año, es necesario seguirlo haciendo. Más vale seguir restringidos en cuanto a fiestas y relacionamiento social que perder la vida. Las restricciones de movilidad son necesarias, sobre todo con la llegada de las variantes inglesas, brasileras y surafricana".

Escribe tu comentario