ActualidadAsociadasNoticias

OMS emite alerta por shigelosis con resistencia extrema a los antibióticos

Agencia sanitaria afirma que hay un riesgo potencial de esta enfermedad para Latinoamérica y el Caribe.

Redacción Gestarsalud

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), capítulo regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), emitió este 6 de junio de 2022 una alerta epidemiológica por la diseminación en Europa del patógeno Shigella sonnei con resistencia extrema a los antibióticos, que representa un “riesgo potencial” para Latinoamérica y el Caribe.

En ese sentido, la agencia sanitaria hace un llamado a los sistemas de salud de Latinoamérica y el Caribe para que intensifiquen la vigilancia para su detección y el diagnóstico microbiológico, así como la implementación de medidas de prevención y control de infecciones para la contención de esta enfermedad, una de las principales causas de diarrea infecciosa grave en todo el mundo.

El subgrupo específico que motiva esta alerta por resistencia extrema a los tratamientos conocidos es el de Shigella sonnei. De hecho, en enero de 2022 se multiplicaron por cinco los casos de infecciones gastrointestinales entre hombres que tienen sexo con otros hombres por Shigella sonnei con resistencia extrema a medicamentos como penicilinas, cefalosporinas de tercera generación, tetraciclina, sulfonamidas, quinolonas y azitromicina.

Desde el 2020 también se han reportado casos similares de shigelosis por Shigella sonnei en países como Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Irlanda, Italia y Noruega, lo que confirma la diseminación de esta bacteria en Europa y llevó a que en marzo pasado la Oficina Regional de la OMS en ese continente emitiera una alerta por el aumento de casos.

(Le recomendamos: 7 cosas que debe saber sobre la enfermedad de Lyme)

Sobre la infección

La Organización Panamericana de la Salud explica que la Shigella es un patógeno virulento que solo se necesitan un pequeño número de bacterias (10 a 100 microorganismos) para causar la enfermedad.

La shigelosis se observa sobre todo en niños y está causada principalmente por el consumo de alimentos y agua contaminados. En algunos países la shigelosis es notificada principalmente en viajeros que regresan de áreas endémicas o entre poblaciones de alto riesgo, incluidos los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.

Este patógeno se puede transmitir vía oro-fecal -agrega la OMS- por contacto directo con personas infectadas (modo de transmisión predominante), contacto indirecto a través de vectores como las moscas, consumo de alimentos o agua contaminada y por transmisión sexual mediante prácticas oro-anales o contacto indirecto después de las relaciones sexuales anales, a través de dedos, condones o juguetes sexuales contaminados.

Los síntomas más comunes incluyen diarrea acuosa y sanguinolenta, dolor abdominal, cólicos, fiebre, náuseas, vómito, pérdida del apetito, dolor de cabeza y malestar general. El periodo de incubación generalmente es de 1 a 4 días y el de transmisibilidad comprende desde la fase aguda hasta que la bacteria no esté presente en heces, aclarando que los portadores asintomáticos pueden transmitir la enfermedad.

(Lea también: ¿Qué recomendaciones hay frente a la hepatitis infantil de origen desconocido?)

¿Qué pasa en Latinoamérica?

Por ahora en Latinoamérica no se han detectado de shigelosis transmitida por contacto sexual. Sin embargo, datos de la Red Latinoamericana de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (ReLAVRA) mostraron que la Shigella sonnei estuvo presente en 30 por ciento de las muestras analizadas entre el 2014 y el 2020. .

En estos casos, la Shigella sonnei presentó altos niveles de resistencia a trimetoprima/sulfametoxazol y ampicilina. Además, algunos países reportaron resistencia a ciprofloxacina, azitromicina, ceftriaxona y ceftazidima.

No obstante, la Organización Panamericana de la Salud es clara en alertar que el tiempo prolongado de transmisión de esta bacteria después de la infección, el papel potencial de los portadores asintomáticos y la baja dosis infecciosa son factores que podrían favorecer la propagación de las cepas resistentes a los medicamentos en la región.

(Le puede interesar: Los sistemas de salud también necesitan reponerse del covid-19)

“En la Región de las Américas, millones de personas aún carecen de una fuente adecuada de agua potable e instalaciones seguras para la disposición y eliminación de heces. (…) Por esta razón, si Shigella sonnei resistente se introduce en países con recursos limitados donde las condiciones de agua y saneamiento no son óptimas, la probabilidad de infecciones por este microorganismo se incrementa y existe el riesgo de un brote importante de enfermedades diarreicas con una alta tasa de letalidad en los principales grupos de riesgo, entre ellos los niños menores de 5 años”, señala la OPS.

(Le recomendamos: EPS Familiar de Colombia: cuáles son sus canales de comunicación)

En ese sentido, el llamado del organismo es que los países miembros aumenten la participación de los laboratorios nacionales de salud pública en las actividades de vigilancia para la detección oportuna de casos o brotes, con el fin de orientar precozmente sobre el tratamiento antimicrobiano de los pacientes e implementar medidas de prevención y control; y fortalezcan la vigilancia de la enfermedad diarreica en poblaciones vulnerables ya sea por Shigella sonnei u otras especies de Shigella prevalentes en la región, alertar sobre los modos de transmisión y las medidas de prevención.

Escribe tu comentario