ActualidadNoticias

La tuberculosis: mitos y realidades de una enfermedad que persiste en Colombia

En el país se diagnostican 14 mil casos cada año, lo equivale a diagnosticar 38 personas al día con esta enfermedad.

Redacción Gestarsalud

La tuberculosis sigue siendo una de las enfermedades infecciosas más mortales del mundo, y aunque muchos creen que esta ya no es letal, o peor aún, que no existe, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que cada día en el mundo pierden la vida más de 4.000 personas a causa de este mal y cerca de 30.000 se enferman a pesar de que es prevenible y curable. 

En las Américas, cada día mueren más de 70 personas y cerca de 800 enferman por esta causa, siendo Colombia el cuarto país de la región con más casos.

(Le puede interesar: Preocupación por aumento de desnutrición en menores de cinco años en Colombia)

Precisamente por eso, este 24 de marzo, cuando se conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis, desde el portal de Gestarsalud queremos hacer conciencia en la población aclarando esos mitos y realidades alrededor de esta enfermedad.

Pero antes debemos recordar, con base en una guía elaborada por el Ministerio de Salud, que la tuberculosis es una enfermedad ocasionada por una bacteria llamada Mycobacterium Tuberculosis, que afecta principalmente el pulmón, la tráquea y los bronquios, pero que también puede viajar desde el pulmón y afectar otros órganos o partes del cuerpo como los ganglios, la piel, huesos, cerebro y riñones, entre otros.

Es importante resaltar que la tuberculosis se transmite por vía respiratoria, cuando una persona con dicha afección y sin tratamiento tose o estornuda, pues al realizar esta acción arroja millones de partículas en forma de aerosoles al aire que tienen las bacterias de la tuberculosis.

Realidades de la tuberculosis

-La tuberculosis es una de las 10 enfermedades que más afecta a la población mundial.

-Es la principal causa de muerte en las personas con VIH y una de las principales causas de muerte relacionada a resistencia a los antimicrobianos.

-Del total de casos de tuberculosis entre el 11 y el 13 por ciento son personas que tienen también VIH.

-Se reportan cerca de 300 a 400 niños y niñas menores de 15 años con la enfermedad y 400 casos de tuberculosis resistente a medicamentos en el país cada año.

-Los principales síntomas son tos y expectoración igual o mayor a 15 días además puede asociarse con otros síntomas como pérdida de peso, sudoración en las noches, falta de apetito y fiebre.

-La tuberculosis puede afectar a cualquier persona sin importar su edad, sexo, raza, género o estatus social o económico.

-Existen condiciones que pueden aumentar el riesgo de transmisión de la enfermedad por ejemplo: estar en las cárceles y hospitales, permanecer en lugares con ventilación e iluminación deficiente, estar en albergues de personas en situación de habitabilidad en calle, o centros de migrantes, batallones, etc, y estar de forma prolongada en lugares de trabajo donde exista alta aglomeración de personas.

-Algunas personas pueden ser más susceptibles para que la infección latente se convierta en activa, por ejemplo: niños y niñas, personas con desnutrición, personas viviendo con VIH, personas con diabetes, cáncer o EPOC, personas fumadoras  y personas en tratamientos que bajen sus defensas.

(Le recomendamos: ¿Qué sirve y que no sirve para tener un mejor sueño?)

Mitos de la tuberculosis

-Es falso que la tuberculosis se transmite por dar la mano, por dar un beso o un abrazo. La única vía para el contagio es por aerosoles, es decir por medio de tos y estornudos.

-Es falso que la tuberculosis no tiene tratamiento, por el contrario sí existe tratamiento con antibióticos para curarla y dejar de transmitirla.

-Es falso que no existe vacuna para la tuberculosis. Sí existe se llama BCG o bacilo de Calmette-Guérin y a menudo se administra a los bebés y niños pequeños en los países donde la tuberculosis es común.

-Es falso que la tuberculosis se transmite por la saliva, o por compartir los alimentos, la única vía para el contagio es por aerosoles, es decir por medio de tos y estornudos.

-Es falso que debe separar los cubiertos, el dormitorio, o los objetos de uso común, no es necesario tomar estas acciones que por el contrario pueden afectar al familiar con esta enfermedad.

-Es falso que la tuberculosis se transmite por la ropa. La única vía para el contagio es por aerosoles, es decir por medio de tos y estornudos.

-Es falso que sea necesario desinfectar los platos, baños o ropa dado que la enfermedad no se transmite de esta manera.

-Es falso que la tuberculosis se transmite por vía sexual. La única vía para el contagio es por aerosoles, es decir por medio de tos y estornudos.

-Es falso que todas las personas que contraen el bacilo desarrollan la enfermedad. No todas las personas que lo contraen desarrollan necesariamente la tuberculosis.

-Es falso que la tuberculosis es una enfermedad hereditaria. Esta es una enfermedad netamente infecciosa.

-Es falso que la pueden transmitir insectos o contraerse por medio de la picadura de insectos.

(Lea también: ¿Qué opinan los nutricionistas del ayuno por más de 24 horas?)

¿Qué recomendaciones debe seguir la persona afectada?

Según el Ministerio de Salud, lo más importante es no interrumpir ninguna dosis del medicamento, y si presenta algún síntoma consultar al médico, enfermero o al equipo de salud.  Así mismo acudir a los controles médicos, de enfermería, psicología, nutrición y otros que hayan sido indicados.

Usar tapabocas los primeros 15 días de tratamiento si tiene tuberculosis pulmonar.

Si en la familia hay niños o niñas que han tenido contacto, solicitar la valoración por el médico.

No interrumpir el tratamiento a pesar de que sienta mejoría, y tampoco fumar o tomar alcohol durante el tratamiento.

Hacer actividad física y mantener una alimentación saludable.

(Le recomendamos: Salud con lápiz (La salud explicada como a usted le gusta)

Datos adicionales

Se estima que en 2020 se diagnosticaron 18.300 niños con tuberculosis en las Américas, la mitad de ellos menores de 5 años, de hecho en este mismo año las enfermedades por tuberculosis aumentaron por primera vez en más de dos décadas.

Adicionalmente gracias al covid-19 en el 2020 menos personas fueron tratadas, diagnosticadas o recibieron un tratamiento preventivo para la tuberculosis.

Por otro lado, según la Organización Mundial de la Salud los gobiernos destinan cada vez  menos recursos para los servicios esenciales de tuberculosis, y también para su investigación e innovación.

(Vea también: ¿Qué es una endemia y quién la declara?)

Escribe tu comentario