ActualidadInformes de situaciónNoticiasSalud Pública

Las directrices de la OMS sobre el aborto para proteger la salud de las mujeres

Estas directrices, además de proteger la salud de las mujeres, buscan prevenir más de 25 millones de abortos inseguros cada año.

Redacción Gestarsalud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de publicar las nuevas directrices consolidadas sobre la atención del aborto de calidad con el objetivo de ayudar a los países a brindar atención vital y proteger la salud de las mujeres y las niñas, teniendo en cuenta que el acceso al aborto seguro es un problema de salud pública en el mundo.

De hecho, la agencia señala que a nivel mundial el aborto es un procedimiento común en 6 de cada 10 embarazos no deseados y que 3 de cada 10 de todos los embarazos terminan en aborto inducido.

“Las estimaciones demuestran que el 45 por ciento de todos los abortos son inseguros, incluido el 14,4 por ciento considerado como ‘menos seguro’, lo cual lo convierte en un problema crítico de salud pública y derechos humanos”, enfatiza la OMS.

(Le recomendamos: Abuso sexual aumenta riesgo de daño cerebral en mujeres, según estudio)

Según la evidencia, el aborto inseguro se concentra entre los grupos en situación de vulnerabilidad y marginación y cada vez más en los países en desarrollo, al punto que allí se realiza el 97 por ciento de ellos. Y si bien la mayoría de los países permiten el aborto en circunstancias específicas, alrededor de 20 todavía no brindan fundamentos legales para el aborto. De hecho, más de 3 de cada 4 países tienen sanciones legales por aborto, que pueden incluir largas penas de prisión o fuertes multas para las personas que se someten al procedimiento o ayuden con él.

La OMS también señala que en los países donde el aborto inducido está muy restringido por la ley o no está disponible debido a otras barreras se ha convertido a menudo en el privilegio de los ricos, mientras que las mujeres pobres no tienen más remedio que recurrir a servicios no calificados en entornos inseguros, o inducirse el aborto ellas mismas a través de métodos inseguros, lo que a su vez propicia muertes que pasan a ser responsabilidad social y financiera del sistema de salud.

(Le puede interesar: Mujeres ganan terreno en Talento Humano en Salud, pero sigue brecha salarial)

La OMS es clara en decir que, según la evidencia, restringir el acceso a los abortos no reduce la cantidad de abortos que se realizan e incluso es más probable que las restricciones lleven a las mujeres y niñas a procedimientos inseguros, pues en los países donde el aborto está más restringido solo 1 de cada 4 abortos es seguro, en comparación con casi 9 de cada 10 en países donde el procedimiento es ampliamente legal.

“El estatus legal del aborto no tiene ningún efecto sobre la probabilidad de que una mujer busque aborto, pero sí afecta dramáticamente su acceso al aborto seguro, recordando que entre el 4,7 y 13,2 por ciento de todas las muertes maternas se atribuyen a abortos inseguros, lo que equivale a un rango de 13.865 a 38.940 vidas perdidas anualmente debido a la falta de provisión de aborto seguro”, advierte la OMS.

Precisamente por esto y con base en la evidencia científica más reciente, la OMS lanzó estas pautas consolidadas que reúnen más de 50 recomendaciones que abarcan la práctica clínica, la prestación de servicios de salud y las intervenciones legales y políticas para respaldar la atención del aborto de calidad.

“Poder obtener un aborto seguro es una parte crucial de la atención de la salud”, dijo Craig Lissner, director interino de Salud e Investigación Sexual y Reproductiva de la OMS. “Casi todas las muertes y lesiones que resultan del aborto inseguro son totalmente prevenibles. Por eso recomendamos que las mujeres y las niñas puedan acceder a los servicios de aborto y planificación familiar cuando los necesiten”.

Puntualidades de la OMS frente al aborto

La OMS es clara en explicar que cuándo el aborto es seguro y realizado utilizando un método recomendado, en una adecuada edad gestacional y por alguien con las habilidades necesarias los riesgos son muy bajos y las complicaciones o reacciones adversas graves son raras.

“La evidencia es clara: si desea prevenir embarazos no deseados y abortos inseguros, debe brindarles a las mujeres y niñas un paquete integral de educación sexual, información y servicios precisos de planificación familiar y acceso a servicios de aborto de calidad”, enfatizó Bela Ganatra, jefa de la Unidad de Prevención del Aborto Inseguro de la OMS .

(Vea también: Informe especial: salud mental en Colombia, al borde del abismo)

La agencia indica que el aborto con medicamentos ha revolucionado el acceso a la atención del aborto de calidad a nivel mundial. De hecho, los estudios han demostrado que pueden auto administrarse de manera segura y efectiva fuera de un centro (por ejemplo, en casa), eso sí, con el acompañamiento de profesionales capacitados que puedan brindarle información precisa en caso de que necesiten o quieran apoyo en cualquier etapa del proceso.

Cabe resaltar que las mujeres pueden autogestionar con seguridad su proceso de aborto en las primeras 12 semanas de gestación, según la OMS.

“La prestación de servicios con una supervisión médica mínima puede mejorar significativamente el acceso, particularmente en entornos restringidos y situaciones de crisis, así como mejorar la privacidad, la conveniencia y la aceptabilidad del proceso de aborto sin comprometer la seguridad y la eficacia”, destaca.

Sin embargo, tanto en entornos de bajos como de altos recursos, las leyes, las políticas y las barreras prácticas pueden dificultar el acceso y la atención del aborto de calidad. Por ello se necesitan múltiples acciones a nivel legal, del sistema de salud y de la comunidad para que todas las personas que lo necesitan tengan acceso a la atención integral del aborto.

(Le puede interesar: ¿Qué opinan los nutricionistas del ayuno por más de 24 horas?)

¿Cuáles son los flancos que tocan estás recomendaciones?

1. Recomendaciones para mejorar el acceso a servicios de alta calidad centrados en la persona

La guía de la OMS incluye recomendaciones sobre muchas intervenciones simples a nivel de atención primaria que mejoran la calidad de la atención del aborto brindada a mujeres y niñas.

Estos incluyen el acompañamiento de una gama más amplia de trabajadores de la salud, además de asegurar el acceso a las píldoras abortivas con medicamentos, lo que significa que más mujeres pueden obtener servicios de aborto seguro, y asegurarse de que la información precisa sobre la atención esté disponible para todos aquellos que la necesiten.

Además, por primera vez, las pautas también incluyen recomendaciones para el uso de la telemedicina, cuando corresponda, lo que ayudó a respaldar el acceso a los servicios de aborto y planificación familiar durante la pandemia de covid-19.

2. La eliminación de barreras políticas innecesarias facilita el acceso al aborto seguro

Junto con las recomendaciones clínicas y de prestación de servicios, las pautas recomiendan eliminar las barreras políticas médicamente innecesarias para el aborto seguro, como la penalización, los tiempos de espera obligatorios, el requisito de que otras personas (por ejemplo, parejas o familiares) o instituciones deben dar la aprobación, y límites sobre cuándo puede tener lugar un aborto durante el embarazo.

(Lea también: Estigmatizar a las personas con problemas de salud mental, ni en chiste)

Tales barreras pueden conducir a retrasos críticos en el acceso al tratamiento y poner a las mujeres y las niñas en mayor riesgo de sufrir abortos inseguros, estigmatización y complicaciones de salud, al tiempo que aumentan las interrupciones en la educación y su capacidad para trabajar.

Así las cosas, tras el lanzamiento de las directrices, la OMS ayudará a los países interesados a implementar estas nuevas directrices y fortalecer las políticas y los programas nacionales relacionados con la anticoncepción, la planificación familiar y los servicios de aborto, ayudándoles a proporcionar el más alto nivel de atención a las mujeres y las niñas.

Escribe tu comentario