ActualidadAsociadasNoticias

¿De qué están falleciendo los niños menores de 5 años?

Por 22 noviembre 2021 Sin comentarios

La causa más prevalente de mortalidad en menores de 5 años de países pobres fueron las complicaciones del parto prematuro.

Redacción Gestarsalud

Con el fin de identificar metas e intervenciones apropiadas para abordar la mortalidad en niños a nivel mundial, un estudio publicado por ‘The Lancet’ reveló las causas de mortalidad en recién nacidos y menores de 5 años desde el año 2000 al 2019 en países de ingresos bajos.

En el 2019 se registraron 5.3 millones de muertes (con un rango de incertidumbre de 4,92 a 5,68 millones) en niños menores de 5 años, principalmente debido a complicaciones del parto prematuro, infecciones de las vías respiratorias inferiores, eventos relacionados con el parto, diarrea, causas infecciosas y muertes prevenibles por vacunación, como la meningitis y el sarampión.

Las complicaciones del parto prematuro causaron una cifra estimada de millones de muertes (17,7 por ciento del total); las infecciones de las vías respiratorias inferiores causaron 740 millones (13,9 %) y los eventos relacionados con el parto 620 millones de fallecimientos (11,6 %), que en conjunto constituyen el 43,2 por ciento de las muertes de menores de 5 años.

Ahora bien, en el grupo de los recién nacidos (de 0 a 27 días) las causas de muerte fueron principalmente complicaciones del parto prematuro con 880 millones de decesos (36,1 por ciento); eventos relacionados con el parto, con 580 millones (23,9 %), anomalías congénitas, con 240 millones (9,7 %) e infecciones de las vías respiratorias inferiores, con 200 millones (8,3 %). Estas causas en conjunto representaron el 78,1 por ciento de la mortalidad neonatal.

Por otro lado, en los niños de 1 a 59 meses la mortalidad se atribuyó principalmente a infecciones de las vías respiratorias inferiores, con 540 millones de defunciones (18,7 %); diarrea, con 450 millones (15,7 %); malaria, con 420 millones (15,8 %) y lesiones, con 250 millones (8%). Estas en conjunto representaron 57,8 % de muertes en niños de 1 a 59 meses.

Los países más afectados

Los diez países con el mayor número de muertes de menores de 5 años fueron Nigeria, India, Pakistán, República Democrática del Congo, Etiopía, China, Indonesia, Tanzania, Bangladesh y Angola; juntos, estos diez países tuvieron 3,15 millones de muertes en menores de 5 años, lo que representó un 59,5 por ciento de la carga mundial.

Mientras, en países con alta mortalidad se registraron 20 o más muertes por cada 1.000 nacidos vivos en el caso de los recién nacidos; y en niños de 1 a 59 meses se registraron 35 o más muertes por 1.000 nacidos vivos.

En el caso de países con baja mortalidad se registraron 10 muertes o menos por cada 1.000 nacidos vivos para el caso de los recién nacidos y 25 muertes o menos en este indicador para niños de 1 a 59 meses.

(Le recomendamos: Ausencia de agua potable, la realidad de muchos colegios en Colombia)

¿Son prevenibles las causas de muerte mencionadas?

Estas estimaciones tienen implicaciones para las políticas y programas de prevención de la mortalidad de niños menores de 5 años, indican los investigadores.

Por ejemplo, las enfermedades prevenibles con vacunas como el sarampión, las infecciones de las vías respiratorias inferiores y la meningitis seguían siendo la causa subyacente del 21,7 por ciento de las muertes de menores de 5 años en el 2019.

Algunos tipos de diarrea también se pueden prevenir con vacunas y la mayoría de las muertes debido a la diarrea se pueden prevenir con intervenciones de bajo costo como la terapia de rehidratación oral y zinc, recuerdan los autores.

“Por otro lado, si hablamos de la malaria esta también se puede prevenir con intervenciones de bajo costo, como mosquiteros tratados con insecticida, y se puede tratar con una terapia combinada a base de artemisinina”, mencionan.

El estudio señala que las áreas de alta mortalidad en general necesitan mejorar el acceso a la atención médica, incluida la atención preventiva y los tratamientos para afecciones potencialmente mortales. “Además se necesita más investigación para mejorar la logística a fin de aumentar el acceso a la atención médica y la implementación de campañas de vacunación para áreas de bajos ingresos, incluida la forma de abordar la duda sobre las vacunas”, alertan.

¿Qué nos espera?

Tal como señala el estudio, las estimaciones de mortalidad infantil por causas específicas en el 2020 y años futuros se enfrentan a la incertidumbre debido a la pandemia de covid-19.

(Le puede interesar: Preocupación mundial por caída en la vacunación contra el sarampión)

Aunque los niños menores de 5 años se encuentran entre el grupo de menor riesgo de mortalidad por este virus, la mortalidad infantil podría verse afectada indirectamente por el estrés del sistema de salud y las condiciones económicas.

“Es necesario avanzar para mejorar la salud infantil y poner fin a las muertes evitables entre los niños menores de 5 años. Los países deben elaborar estrategias para reducir la mortalidad en este grupo de edad mediante intervenciones que sean relevantes para sus causas específicas de muerte”, concluyen los autores del estudio.

(Lea también: Estudio confirma que los niños aumentaron de peso durante la pandemia)

Escribe tu comentario