ActualidadRegiones

Sistemas de Información Geográfica son claves en todas las etapas de vacunación contra Covid-19

Por 26 diciembre 2020 marzo 1st, 2021 Sin comentarios
Imagen: composición propia.

Las tecnologías han sido cruciales en la coyuntura sanitaria actual. Los datos de casos y muertes en un tiempo real en todo el mundo son imprescindibles para que los Estados tomen decisiones de salud pública importantes. La interconexión de lo que sucede sugiere un valor agregado para salir de esta crisis cuanto antes. Desde que comenzó la pandemia del Covid-19, los Sistemas de Información Geográfica (SIG) ofrecieron paneles de visualización en tiempo real, intercambio de datos y análisis y la planificación. El mapa de la Universidad John Hopkins, que ha sido fuente de información para conocer el estado de la pandemia, es el resultado de este sistema.

Ahora esta misma herramienta tecnológica será crucial para el paso que sigue: la distribución de la vacuna contra el Covid-19. “El SIG es una parte integral de ese sistema de tecnología de la información y será fundamental para los esfuerzos de distribución de vacunas, apoyando el compromiso con las partes interesadas y el público, además de brindar conciencia y transparencia en tiempo real”. 

Esri, líder en esta tecnología, destaca cinco formas clave en que los SIG pueden respaldar la distribución de la vacuna Covid-19 y ayudan a las agencias de salud y a los gobiernos a ejecutar sus planes en este sentido:

El mapa de la Universidad John Hopkins, que ha sido fuente de información para conocer el estado de la pandemia, es el resultado de este sistema.

1. Identificar instalaciones capaces de almacenar y distribuir las vacunas

Se espera que cuando el proceso de vacunación entre en una segunda fase, en la que se haga necesario ubicar infraestructura para almacenar las vacunas, según las condiciones que cada una necesita, los SIG entren a apoyar el proceso en el que se necesitarán instalaciones adicionales, como oficinas de proveedores privados, lugares de trabajo, clínicas, hospitales, departamentos de salud, establecimientos minoristas y centros para personas mayores. “Mapear la amplitud de las instalaciones potenciales en el proceso de vacunación es el primer paso para asegurar una cobertura poblacional adecuada”.

2. Identificar y priorizar poblaciones críticas

Explica Esri que los departamentos de salud deberán desarrollar una visión detallada de las diversas poblaciones prioritarias en sus jurisdicciones. Al mismo tiempo, deberán evaluar cualquier carga adicional que puedan enfrentar las poblaciones prioritarias al recibir la vacuna, como la falta de transporte.

“Más allá de la visualización, los departamentos de salud necesitarán recuentos de población reales para la población total y cada grupo prioritario. Para ser más eficaces, esos recuentos deben estar disponibles en contexto. En otras palabras, cuánta población se encuentra a menos de 1,6 kilómetros, a 15 minutos a pie o a 30 minutos en automóvil de un lugar de vacunación. Será fundamental igualar la capacidad de las instalaciones, el suministro de vacunas y los grupos de población en todas las ubicaciones para garantizar que se satisfagan todas las necesidades”.

Lea también: esto hay que cumplir para una jornada de vacunación exitosa contra el Covid-19

3. Identificar brechas en el acceso y formular opciones de distribución alternativa

Es posible, y quizás probable, que en la Fase 2 del plan de distribución de la vacuna, el deseo de la población general de vacunarse sobrepase la capacidad de los lugares de vacunación. La tecnología GIS se ha utilizado durante mucho tiempo para varios tipos de selección de sitios y es especialmente útil cuando se consideran criterios complejos, como accesibilidad, composición de la población, ingreso y egreso, presupuesto y más.

Las organizaciones de salud, como el sistema del Texas Children’s Hospital,  utilizan GIS para planificar y optimizar rutas para que puedan atender de manera más eficiente a una población mayor.

4. Implementar un sistema de gestión e inventario de vacunas.

Las dos vacunas candidatas actuales requieren dos dosis de inmunidad contra Covid-19. Sin embargo, el tiempo entre dosis es diferente para cada vacuna candidata y las vacunas no son intercambiables. Por lo tanto, será esencial comprender quién ha recibido la primera dosis de una vacuna, qué vacuna recibió y cuándo debe recibir la segunda dosis.

Para esto, los proveedores de atención médica y/o los gobiernos necesitarán un sistema de captura de datos rápido y preciso que registre la información de vacunación individual junto con el código de barras que identifica el envase y / o vial de la vacuna.

Colombia es un país que está afinando estos detalles, con el apoyo de esta infraestructura.

5. Brindar transparencia y comunicación precisa.

A medida que se distribuyen las vacunas, los estados y las comunidades necesitarán saber qué tan bien le está yendo a cada instalación en la ejecución del plan, monitorear si sus poblaciones están experimentando eventos adversos y rastrear la proporción de la comunidad que ha sido vacunada.

Más allá de la comunicación al público en general, los líderes gubernamentales también deberán considerar el alcance dirigido a poblaciones especiales, aquellas con dudas sobre las vacunas o preferencias no tradicionales para recibir información.

Escribe tu comentario