ActualidadAsociadasCovid 19Determinantes de la saludInformes de situaciónNoticias

Conoce las diferencias entre la viruela símica y el covid-19

Ambas han sido categorizadas por la OMS como emergencias de salud pública de interés internacional.

Redacción Gestarsalud

El fin de semana pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a los brotes actuales de viruela símica o del mono como una emergencia de salud pública de interés internacional, que ya registra más de 18.000 casos detectados de en 78 países.

La última vez que se había elevado esa alerta había sido, justamente, a comienzos del 2020 con la aparición del covid-19, que después fue declarado como una pandemia.

¿Pero cuáles son las diferencias entre ambas enfermedades que hoy tienen en alerta al mundo? Aquí te contamos, con base en información compartida por el infectólogo Carlos Álvarez.

(Le puede interesar: ¿Cuáles son las tareas de las EPS frente a la contención de la viruela del mono?)

1. En qué momento de la historia se detectaron

El covid-19 es una enfermedad relativamente nueva, pues fue identificada por primera vez en diciembre del 2019. En Colombia el primer caso fue detectado el 6 de marzo de 2020.

Por su parte, la viruela símica no es nueva, pues fue descrita por primera vez en los seres humanos en 1970 en la República Democrática del Congo, y después de estar inactiva en gran parte del mundo, el 7 de mayo del 2022 un nuevo caso en el Reino Unido encendió las alarmas.

2. Los reservorios animales de estas enfermedades

Si bien ambas enfermedades comparten como mismo huésped al ser humano, en el caso de los reservorios animales donde se aloja el virus se pueden encontrar distintas especies. Para el caso del covid-19 los huéspedes son murciélagos, pangolines, malayos, carnívoros como cánidos, comadrejas y civetas, entre otros.

Pero en el caso de la viruela símica los reservorios animales son los roedores como las ardillas, la rata gigante de Gambia y también los primates incluyendo a los monos.

(Lea también: La historia clínica digital en tiempo real ya es una realidad en Colombia)

3. El periodo de incubación

Respecto al tiempo de incubación, que es aquel que se da desde la infección y hasta el inicio de los síntomas, para el caso del covid-19 es de 2 a 14 días y para la viruela símica de 5 a 15 días.

4. Los síntomas

Los síntomas de la viruela símica pueden incluir fiebre, dolor de cabeza intenso, dolores musculares y de espalda, poca energía, ganglios linfáticos inflamados y erupción cutánea o lesiones que pueden ser planas o ligeramente elevadas, llenas de líquido transparente o amarillento que luego forman costras que se secan y caen.

Estas lesiones pueden afectar la cara, las extremidades, las plantas de los pies y palmas de las manos. Sin embargo, también se pueden encontrar en la boca, los ojos, y el área genital y perianal.

Para el caso del covid-19, los síntomas son mayormente respiratorios marcados por tos excesiva y mucosidad, además de fiebre, malestar general, y en algunas ocasiones síntomas gastrointestinales.

(Le puede interesar: Los sistemas de salud deben prepararse para el covid prolongado)

5. Los tratamientos

En los tratamientos la diferencia es radical, pues mientras que para el covid-19 existen varias opciones de tratamiento dependiendo el estado clínico y la severidad de la enfermedad, para la viruela símica aún no existe tratamiento.

6. Las vacunas

Hasta el momento existen al menos dos vacunas específicas y también podría ser útil la vacuna contra la viruela humana para el caso de la viruela símica. Por su parte, para el covid-19 existen más de cinco vacunas específicas.

7. La prevención

En el caso de la viruela símica es necesario evitar el contacto estrecho con las personas que tengan lesiones cutáneas activas y con sus secreciones. Es importante recordar también que existe riesgo por contacto sexual. Así mismo es indispensable utilizar en hospitales elementos de protección personal, además de llevar a cabo vacunación profiláctica pre y post exposición.

Por su parte, la prevención del covid-19 radica en vacunarse y optar por medidas no farmacológicas como ponerse tapabocas, realizar lavado de manos, procurar distanciamiento social, entre otras.

8. Las complicaciones

En este caso el riesgo más alto es para el covid-19, sobre todo para aquellas personas no vacunadas mayores de 60 años, hipertensas, embarazadas, diabéticas, obesas y demás con comorbilidades.

Mientras, para la viruela símica el riesgo de mortalidad es muy bajo, por lo menos con esta variante.

(Le recomendamos: 10 respuestas a preguntas comunes sobre la viruela del mono)

Escribe tu comentario