ActualidadCovid 19Noticias

Comunicado: Gestarsalud cumple 20 años de trabajo por los más vulnerables del país

Por 13 octubre 2021 Sin comentarios

Gestarsalud cumple 20 años de trabajo por los más vulnerables del país

Redacción Gestarsalud

El 12 de octubre del 2001 surgió la Asociación de Empresas Gestoras del Aseguramiento en Salud en Colombia (Gestarsalud), que propende por la garantía de acceso a la salud para las poblaciones más pobres y vulnerables de la mano de EPS que aseguran a cerca de 14 millones de colombianos en 30 de los 32 departamentos. En este tiempo, con casuística e información de la operación, hemos aportado al mejoramiento de sus condiciones de operación y acceso y a las políticas públicas que sobre ellas impactan.

El comienzo del siglo fue para el país una época de profundos cambios sociales, estructurales y políticos y en ese contexto, con el liderazgo de Elisa Carolina Torrenegra, Gestarsalud asumió el reto de trabajar por la dignificación de la salud de todos los colombianos, especialmente de los más vulnerables en todas las regiones del país.

Torrenegra, directora del gremio a lo largo de estos 20 años, recuerda que las primeras bases de este esfuerzo se cimentaron sobre las Empresas Solidarias de Salud, de naturaleza cooperativo y mutual, por lo que todas las iniciativas para el mejoramiento del sistema de salud han partido también desde las realidades y necesidades de las comunidades.

Torrenegra es médica, especialista en seguridad social internacional y en gerencia de servicios de salud, con una maestría en gestión de calidad de la Universidad de Murcia, en España, y un entrenamiento en diseño y evaluación de políticas públicas de la Universidad de Los Andes. Actualmente y por su trayectoria con empresas sociales y solidarias también se desempeña como copresidente de la Red Internacional de Economía Social y Solidaria (ESS-SSE Forum International), vicepresidenta de la Alianza Mutualista de América (AMA) y es miembro de la Asociación Internacional de la Mutualidad (AIM).

Elisa Torrenegra es, a la vez, una de las mujeres más representativas del sector de la salud en Colombia gracias al trabajo que ha llevado a cabo desde el gremio a favor de la dignificación de la salud de los colombianos, en especial de los sectores más pobres y vulnerables; la interlocución con el Gobierno y demás instancias de decisión para mejorar el funcionamiento del régimen subsidiado; la reducción de las brechas que persisten y el aporte desde su concepción a la construcción del tejido social.

“Estar dos décadas al frente de un gremio que permanentemente defiende, busca visibilizar e intenta mejorar el servicio de salud que reciben los más vulnerables del país es una de las mayores satisfacciones”, afirma.

Los principales logros

En estos 20 años son muchos los logros que ostenta Gestarsalud. Uno de los más importantes fue contribuir al reconocimiento de la importancia del régimen subsidiado, gracias al cual la mitad de los colombianos (cerca de 24 millones en condición de vulnerabilidad) hoy tienen un seguro de salud que cubre todas sus necesidades a través de un completo Plan de Beneficios y con las mismas condiciones que las personas con capacidad de pago.

“Antes mucha gente del sector incluso desconocía y lo confundía con el Sisbén o con los hospitales públicos. Ahora ya se entiende que el régimen subsidiado es una extensión del sistema de seguridad social hacia la protección de la población de mayor vulnerabilidad sin capacidad de pago, como casi ningún país la tiene -explica Torrenegra-. Tener a esa población con condiciones dignas de salud y bienestar es no solo una oportunidad sino el instrumento más importante para el desarrollo completo del país”.

Otro logro importante impulsado por Gestarsalud fue darle valor a este régimen, partiendo del reconocimiento de las deudas históricas que acumulaba el sector y su pago. “Nos tocó enfrentarnos a instancia gubernamentales, académicas y sociales para aclararles las cifras en el flujo de recursos. Así se empezó a darle valor a un sistema que le garantizaba salud a los pobres, que son más de la mitad del país, y que estaba teniendo problemas. Comenzamos a ser incluidos en las agendas públicas de discusión”, recuerda Torrenegra.

Es de destacar, igualmente, cómo se ha promovido desde Gestarsalud el mejoramiento continuo de los servicios de salud, identificando dónde hay problemas y oportunidades de mejora en la identificación de beneficiarios, el flujo de recursos y la prestación de servicios. En ese sentido, desde Gestarsalud, a partir del análisis de datos, en su momento se identificaron problemas de duplicidades y multiafiliaciones al sistema de salud, se evidenciaron en los altos niveles del estado, se generó un cruce centralizado de información y así nació la Base de Datos Única de Afiliados (BDUA), una fuente confiable que hoy es clave en el sector.

Otro resultado satisfactorio de la gestión de Gestarsalud en estos 20 años de trabajo es, sin duda, la reducción de la brecha que hay entre la prima que paga el sistema de salud por cada afiliado (Unidad de Pago por Capitación – UPC) del régimen contributivo frente al subsidiado. En el 2001, cuando el gremio comenzó labores, la diferencia era del 47 por ciento entre uno y otro régimen y hoy ese margen está en el 5 por ciento, según lo fijado el año pasado por el Ministerio de Salud.

“Es un tema en el que seguiremos insistiendo porque los afiliados del régimen subsidiado no son de segunda categoría y la metodología del cálculo actual de la UPC no contempla la mayor vulnerabilidad, las condiciones que modulan las preferencias en salud de los usuarios, sus prioridades, las intervenciones necesarias para hacer las atenciones más efectivas, las desigualdades sociosanitarias y la irregularidad de la infraestructura sanitaria en todo el territorio nacional, especialmente en los rurales y dispersos”, argumenta Torrenegra.

En este camino de 20 años han quedado otros frutos, no menos importantes. Uno de ellos es el giro directo para el régimen subsidiado, que se dio en un momento en que la red de prestadores necesitaba tranquilidad y transparencia y la confusión de las cifras sectoriales no ayudaba.

Otro aspecto ha sido la participación en decisiones claves del sector de la salud como el procedimiento para el pago de las deudas del régimen subsidiado; inicialmente por parte de municipios y actualmente por parte de Departamentos y Distritos; la actual ejecución del Acuerdo de Punto Final para recuperar recursos destinados a la prestación de servicios a la población más pobre y vulnerable; el cambio del mecanismo de reconocimiento para los servicios no financiados por la UPC; y las acciones de salud pública frente a la pandemia del covid-19 y la vacunación.

Lo anterior lo logramos integrando la voz del afiliado en cada territorio donde se tiene presencia mediante el impulso de procesos de participación comunitaria que nos unen a los asociados-dueños de cooperativas y mutuales, que nos dieron origen. Con ellos construimos no solo legitimidad para los procesos sociales de base sino sentido de pertenencia y mejora de las condiciones de vida que determinan su salud.

Los retos en los que trabajamos

Gestarsalud sigue trabajando con rigor y entusiasmo en retos cruciales para el sostenimiento del sistema como el saneamiento de las carteras de los departamentos y distritos por las atenciones por fuera del Plan de Beneficios anteriores a enero del 2020; el mantenimiento de la financiación del régimen subsidiado y la procura de una atención oportuna, suficiente y digna para todos los colombianos sin distinción alguna.

“Nuestro gran reto es mejorar las garantías de prestación del servicio y disminuir la inequidad. Nosotros creemos que los afiliados de mayor vulnerabilidad al tener igual derecho a la salud deben tener iguales condiciones de acceso. La política pública se tiene que definir en función del beneficio de la gente, no en función del beneficio de unas organizaciones con una naturaleza jurídica pública o privada. Las personas con mayor vulnerabilidad deberían tener acceso al prestador que le dé un trato digno con todas las condiciones de calidad, de satisfacción, de humanización, de suficiencia técnico-científica y es algo que se le debe a la población más vulnerable”, asegura.

“Debemos entender y apropiar que todos podemos ser vulnerables y que el concepto de la vulnerabilidad es de nuestra sociedad y parte de nosotros mismos. Por ello desde Gestarsalud siempre trabajaremos desde y para intervenir la vulnerabilidad de todas las personas indistintamente de su clase social, género, raza, credo, condicion económica o ubicación geográfica.  Una labor que hacemos desde la gente y con la gente, lo que es nuestro sello. Creemos en nuestro país y en nuestro sistema de salud que es parte de lo que somos nosotros mismos”, concluye Torrenegra.

Escribe tu comentario