ActualidadDeterminantes de la salud

Síndrome de ovario poliquístico y sus implicaciones frente a la COVID-19

Por 29 mayo 2021 Sin comentarios
Foto: redaccionmedica.com

El síndrome del ovario poliquístico es conocido por la ciencia como un trastorno que provoca períodos menstruales poco frecuentes, irregulares o prolongados. Suele generar niveles excesivos de hormona masculina (andrógeno) y es el causante de que las mujeres que lo padecen tengan ovarios de mayor tamaño, con pequeños quistes en los bordes externos. La causa del síndrome del ovario poliquístico no se conoce con exactitud, pero puede implicar una combinación de factores genéticos y ambientales.

Además de los problemas que los ovarios poliquísticos generan en las mujeres que tienen este trastorno, resulta ser un determinante para complicaciones por COVID-19.

Expertos consultados por Infobae sobre el tema coinciden en que las mujeres con ovarios poliquísticos presentan un mayor riesgo de padecer complicaciones frente al nuevo coronavirus, debido a las comorbilidades que el síndrome causa: diabetes, obesidad e hipertensión.

Según datos aportados por la Dra. Wiebke Arlt, directora del Instituto de Investigación del Metabolismo y Sistemas de la Universidad de Birmingham (Reino Unido), más de la mitad de las mujeres con ovarios poliquísticos desarrollan diabetes antes de cumplir los 40 años y hasta el 80 % tiene sobrepeso.

Además, tienen mayor riesgo de resistencia a la insulina, enfermedades cardiacas y cáncer de endometrio. Algunas mujeres tienen la presión arterial alta y niveles bajos de vitamina D. Estas complicaciones se asocian a su vez con un riesgo potencialmente mayor de COVID-19 grave.

Lea también: así evolucionan los métodos anticonceptivos femeninos para facilitar su uso

Así como los hombres con alopecia (calvicie) tienen más riesgo de padecer COVID-19 grave por la concentración de andrógenos más elevada que el resto de los hombres, esto mismo sucede en las mujeres con ovario poliquístico, que tienen los andrógenos más altos que las mujeres que no tienen esta patología.

Fernando Neuspiller, médico especialista en reproducción asistida y director del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Buenos Aires, le dio a Infobae varios datos importantes.
Imagen cortesía: Top Doctors.

"Estas mujeres también tienen los lípidos elevados y eso genera una toxicidad -lo cual favorece el síndrome inflamatorio crónico- que genera que tengan más altas las citoquinas, uno de los componentes presentes en los coágulos en pulmones de pacientes fallecidos por COVID-19".

Agrega Neuspiller que "si la paciente con ovario poliquístico tiene las citoquinas elevadas, aumenta el riesgo de generar complicación. La evolución de estas mujeres es: siguen con sus ovarios como están, a medida que van creciendo van quedando con menos folículos poliquísticos, pero les quedan las patologías crónicas como la hipertensión, el sobrepeso y la diabetes".

El tratamiento para el trastorno de ovarios poliquísticos incluye pastillas anticonceptivas para regularizar la menstruación, un medicamento llamado metformina para prevenir la diabetes, estatinas para controlar los niveles elevados de colesterol, hormonas para aumentar la fertilidad y procedimientos para eliminar el exceso de vello.

Como apenas se está investigando si las mujeres con ovario poliquístico corren un mayor riesgo de padecer síntomas más graves de COVID-19, algunos temen que ocurra lo mismo con la política de salud pública en torno a la pandemia.

"Mi consejo sería incluir a las mujeres con síndrome de ovario poliquístico como un grupo potencialmente de alto riesgo", le explicó a CNN la doctora Katherine Sherif, jefa de Salud de la Mujer en el Departamento de Medicina de la Universidad Jefferson y una destacada experta en síndrome de ovario poliquístico.

Escribe tu comentario