ActualidadSalud Pública

Las vacunas son la medida más efectiva para reducir la mortalidad en el mundo

Por 24 abril 2021 Sin comentarios
Foto: paho.org.

En un contexto sanitario como el actual, en el que el mundo entero tiene sus esperanzas puestas en la vacunación masiva contra la COVID-19, como el mecanismo más efectivo de mitigar y controlar los devastadores efectos que ha dejado la nueva enfermedad, se conmemora la 19ª Semana de Vacunación en las Américas, que comienza hoy y hasta el próximo 30 de abril.

Según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Semana de Vacunación en las Américas, que se conmemora la última semana de abril, tiene por objetivo promover la vacunación para proteger contra las enfermedades a las personas de todas las edades. Cada año, la inmunización salva millones de vidas y en todo el mundo se le reconoce ampliamente como una de las intervenciones de salud más costo eficaces y con mejores resultados. Aun así, sigue habiendo en el mundo cerca de 20 millones de niños no vacunados o vacunados de manera incompleta.

Lea también: cinco mitos y verdades sobre las vacunas

Asegura el Ministerio de Salud y Protección Social que las vacunas son importantes y fundamentales para el cuidado de la salud de toda la comunidad, ya que son las encargadas de proteger a las personas de numerosas enfermedades graves que afectan, sobre todo, a los niños y a las niñas.

Las vacunas se obtienen inactivando o debilitando el microorganismo que causa la enfermedad, para que, cuando se aplique a una persona, el cuerpo produzca defensas contra esa enfermedad y se proteja de complicaciones. 

Foto cortesía: bogota.gov.co

Este año 2021, en el que la vacunación ha sido el centro de la atención del mundo entero, el lema que acompaña a la Semana de Vacunación en las Américas es “Las vacunas nos acercan. #Vacúnate", como una especia de invitación a hacer uso de las vacunas.   

Lea también: Colombia recibió premio internacional por acciones para enfrentar el sarampión y la rubeola

La Semana de Vacunación en las Américas es una propuesta hecha por los ministros de Salud de la Sub Región Andina en 2002, a raíz de un brote de sarampión endémico que ocurrió en el continente en ese momento.

En esa propuesta pedían que se realizara una campaña sincronizada de vacunación con todos los países andinos, para llegar a las poblaciones más vulnerables, ponerle fin al brote y prevenir brotes futuros. Hoy en día, la Región de las Américas está enfrentando nuevos brotes de sarampión, después de haber sido declarada libre de esta enfermedad en 2016.

Tal y como lo explica la Organización Mundial de la Salud, en este contexto, cada año, más de 40 países y territorios en las Américas se juntan para crear conciencia sobre la importancia de la inmunización y para vacunar a sus poblaciones, haciendo un esfuerzo especial para alcanzar a las personas que no tienen acceso regular a servicios de salud, incluyendo personas indígenas, migrantes, poblaciones de borde y personas viviendo en franjas urbanas.

"La Semana de Vacunación en las Américas ha sido un conductor clave de inmunización en la región, llevando a que más de 740 millones de personas sean vacunadas contra algunas enfermedades desde el año 2002".

Lea también: vacunación en Colombia es una de las mejores de la región

Colombia cuenta con uno de los esquemas de vacunación más completos en la región de las Américas y a nivel mundial, que ofrece completamente gratis vacunas que protegen contra 26 enfermedades altamente transmisibles, entre las cuales están la poliomielitis, tuberculosis, hepatitis B y A, difteria, tétanos, tos ferina, e infecciones causadas por haemophilus influenza tipo b y neumococo, sarampión, rubéola, paperas, influenza estacional, varicela, fiebre amarilla y diarreas causadas por rotavirus. Estas se previenen con las 21 vacunas con las que cuenta el Programa Ampliado de Inmunización (PAI) colombiano, de manera gratuita.

Asegura la Asociación de Enfermería Comunitaria que, con excepción del acceso al agua potable, no ha habido otra medida preventiva o terapéutica, ni siquiera con los antibióticos, que haya tenido mayor efecto en la reducción de la mortalidad de la población de todo el mundo, como la lograda con las vacunas. 

Escribe tu comentario