Actualidad

Colombia ahora sí entra en un segundo brote de Covid-19

Por 29 diciembre 2020 Sin comentarios
Foto: Eltiempo.com

Claudia López, alcaldesa de Bogotá, ha anunciado medidas aún más restrictivas para la ciudad con la intención de evitar que el pico epidemiológico siga creciendo. La capital colombiana es la ciudad más afectada por el Covid-19 en el país; las fiestas decembrinas y actividades deportivas han sido detonantes para el aumento de las cifras de muertes y casos positivos del nuevo coronavirus.

López anunció que entre el 31 de diciembre y el 1 de enero de 2021 habrá Ley seca total en Bogotá. Además, se mantienen las restricciones de fiestas en espacios públicos, las reuniones deben limitarse al círculo familiar más estrecho, está prohibido el uso de pólvora. Pico y Cédula y Pico y Placa se mantienen.

Sobre la situación bogotana el viceministro de Salud, Luis Alexander Moscoso, ha asegurado que la capital es la ciudad que más preocupa por el aumento, durante este mes de diciembre, de número de muertes por Covid-19 y ocupación en Unidad de Cuidados Intensivos.

El Ministerio de Salud y Protección Social informó que además de Bogotá, Barranquilla, Cartagena, Norte de Santander, Nariño y Valle del Cauca son las ciudades que registran un crecimiento alto de casos positivos de Covid-19 y muertes.

“Las que más preocupan son Bogotá y Norte de Santander. De ahí las medidas restrictivas que se han venido implementando con los gobiernos locales”. 

Antioquia, Risaralda, Tolima y Santa Marta han presentado un crecimiento moderado y Amazonas, Arauca, Bolívar, Boyacá, Caldas, Caquetá, Casanare, Cauca, Cesar, Chocó, Córdoba, Guainía, Guaviare, Huila, La Guajira, Magdalena, Meta, Putumayo, Quindío, San Andrés, Santander, Sucre, Vaupés y Vichada un crecimiento bajo de menos del 10%.

Moscoso aclaró que los números que se muestran en este momento están muy influidos por la cantidad de muestras hechas: en julio se estaban aplicando unas 35.000 pruebas y en la actualidad entre 50.000 y 80.000. En el país hubo una meseta larga, de casi 100 días, que se acabó en diciembre con la crecida del pico epidemiológico.

“En este mes se ha registrado un repunte importante en el número de decesos.  Pasamos de tener una meseta de entre 160 y 190 fallecidos a más de 200 el 11 de diciembre. Este mismo efecto lo estamos viendo en la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos, donde pasamos de tener 2.800 camas ocupadas a 4.200 este mes, lo que significa un impacto importante”. El crecimiento inquieta, insistió Moscoso. 

Escribe tu comentario