ActualidadCovid 19

Combinación de anticuerpos monoclonales de Regeneron reduce las muertes de hospitalizados por COVID-19

Foto: ox.ac.uk

"24 % vs. 30 % (0.80; IC 95% 0.7–0.91). Este efecto no fue evidente en aquellas personas seropositivas. A mi modo de ver, tratamiento potencialmente y especialmente útil para personas inmunosuprimidas con COVID-19. Esperemos la publicación final”, fue la apreciación del Dr. Carlos Arturo Álvarez, infectólogo y director de estudios COVID-19 de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para Colombia sobre los resultados dados por la combinación de anticuerpos monoclonales de Regeneron.

A mediados de junio fue publicado el ensayo Randomized Evaluation of COVID-19 Therapy (RECOVERY), demostrando que la combinación de anticuerpos en investigación desarrollada por Regeneron reduce el riesgo de muerte cuando se administra a pacientes hospitalizados con COVID-19 grave, que no han generado una respuesta de anticuerpos natural propia.

Según la publicación, el tratamiento utiliza una combinación de dos anticuerpos monoclonales (casirivimab e imdevimab, conocidos como REGEN-COV en los EE. UU.), que se unen específicamente a dos sitios diferentes en la proteína del pico del coronavirus, neutralizando la capacidad del virus para infectar las células.

"RECOVERY es el primer ensayo lo suficientemente grande como para determinar definitivamente si este tratamiento reduce la mortalidad en pacientes hospitalizados con COVID-19 grave".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que el cóctel de antivirus experimental de la farmacéutica Regeneron que le administraron para el Covid-19 es ‘lo más increíble’ que ha visto en su vida. Foto cortesía: Salud180.
Lea también: ¿por qué el dióxido de cloro NO es apto para el consumo humano?

Entre el 18 de septiembre de 2020 y el 22 de mayo de 2021, 9.785 pacientes hospitalizados con COVID-19 fueron asignados al azar para recibir la atención habitual más el tratamiento combinado de anticuerpos (casirivimab 4g con imdevimab 4g por infusión intravenosa) o la atención habitual sola como parte del ensayo RECOVERY. De estos, aproximadamente un tercio eran seronegativos al inicio del estudio (es decir, no habían generado una respuesta de anticuerpos natural propia), la mitad eran seropositivos (es decir, ya habían desarrollado anticuerpos naturales) y un sexto tenía un estado serológico desconocido.

"Entre los pacientes que solo recibieron la atención habitual, la mortalidad a los 28 días fue dos veces mayor en los que eran seronegativos (30 %) frente a los que eran seropositivos (15 %) al ingresar al estudio. El seguimiento está completo para el 99 % de los participantes".

Para los pacientes seronegativos, la duración de la estancia hospitalaria fue cuatro días más corta (media de 13 días frente a 17 días) entre los asignados a la combinación de anticuerpos que el grupo de atención habitual, y la proporción de pacientes dados de alta vivos el día 28 fue mayor (64 % vs 58 %; razón de tasas 1 · 19, intervalo de confianza del 95 %, 1 · 08 a 1 · 30).

Lea también: dos estudios demuestran esperanzas para el manejo ambulatorio de pacientes con COVID-19
Foto cortesía: elmundo.es

Los resultados preliminares de esta evaluación de la combinación de anticuerpos monoclonales estarán disponibles como una preimpresión en medRxiv desde el 16 de junio de 2021 y se enviarán a una importante revista médica revisada por pares. 

Entre los pacientes seronegativos, que no recibieron ventilación mecánica invasiva al inicio del estudio, el riesgo de progresar al criterio de valoración combinado de ventilación mecánica invasiva o muerte fue menor entre los asignados a la combinación de anticuerpos que el grupo de atención habitual (30 % frente a 37 %). No se observaron tales beneficios en la población general del estudio (combinando pacientes con estado serológico negativo, positivo o desconocido).

Fiona Watt, presidenta ejecutiva del Medical Research Council, considera que "este es un hallazgo muy importante. Significa que los pacientes hospitalizados con COVID-19 se pueden dividir en dos grupos en función de si han producido anticuerpos contra el virus o no.

Si no tienen anticuerpos, el tratamiento con fármacos basados en anticuerpos contra la proteína de pico puede reducir el riesgo de muerte y también el tiempo que pasan en el hospital. Los pacientes que han producido sus propios anticuerpos contra el virus no se benefician del nuevo tratamiento, que es una información importante dado el costo de los medicamentos".

Escribe tu comentario