ActualidadCovid 19

Dos estudios demuestran esperanzas para el manejo ambulatorio de pacientes con COVID-19

Por 6 junio 2021 Sin comentarios
Foto: labovejero.es

"Buenas noticias para el manejo de pacientes con COVID-19 en el contexto ambulatorio. Han salido dos publicaciones esperanzadoras. La primera, un coctel de anticuerpos (casirivimab + imdevimab), que redujo no solo la posibilidad de hospitalización sino las muertes. La segunda, el uso de colchicina, que muestra un beneficio modesto estadísticamente significativo, especialmente en la reducción de hospitalizaciones", informó el infectólogo y asesor de la Organización Panamericana de la Salud en Colombia, Carlos Arturo Álvarez en su cuenta de Twitter.

REGEN-COV, creado por la farmacéutica estadounidense Regeneron, informó en abril sobre su coctel de anticuerpos monoclonales contra COVID-19, que redujo en un 81 % el riesgo de infecciones sintomáticas en un estudio, lo que podría ayudar en la prevención para personas no vacunadas. La firma publicó los datos positivos de su fármaco, que se encuentra en la tercera fase de un ensayo clínico junto al Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de la Unión Europea, para valorar su capacidad de reducir el riesgo de infección en hogares donde hay un casos positivos.

En el ensayo, que aún no ha sido sometido a una revisión de pares, participaron 1.505 personas sanas y sin anticuerpos, que vivían en el mismo hogar que otra persona infectada con el nuevo coronavirus y que recibieron una dosis del tratamiento o un placebo.

Después de un mes, solo un 1.5 % de los pacientes en estudio, que habían recibido REGEN-COV, se contagiaron de COVID-19 frente al 7.8 % de los que habían recibido placebo, lo que supone una reducción del riesgo del 81 %, de acuerdo con los datos.

La farmacéutica detalló que compartirá sus datos con la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense y que pedirá una ampliación de su autorización para uso de emergencia.

Foto cortesía: The Conversation.

Otro estudio que está adelantado para el tratamiento ambulatorio de COVID-19 es el de la colchicina. Según publicación de la revista The Lancet, la inscripción de prueba comenzó el 23 de marzo de 2020 y se completó el 22 de diciembre del mismo año; la última visita del ensayo fue el 19 de enero de 2021.

"Un total de 4.488 pacientes fueron asignados al azar a colchicina (2.235 pacientes) o placebo (2.253 pacientes) y fueron seguidos durante 30 días. En el momento del bloqueo y desenmascaramiento de la base de datos, el 20 de enero de 2021, el estado del evento vital y del criterio de valoración primario estaba disponible para todos excepto 93 (2 · 1%) de 4.488 pacientes".

Según  los resultados, los eventos adversos graves ocurrieron en 4,9 % en el grupo de colchicina y 6,3 % en el grupo de placebo y se produjo neumonía en 2,9 % en el grupo de colchicina y 4,1 % en el grupo de placebo. "Se diagnosticó embolia pulmonar en el 0,5 % de los pacientes del grupo de colchicina y en el 0,1 % del grupo de placebo. Estas embolias pulmonares no llevaron a la necesidad de ventilación mecánica ni a la muerte, todas fueron consideradas como no relacionadas con la medicación del estudio por el médico a cargo y fueron incluidas como ingresos hospitalarios por COVID-19 en el análisis de la eficacia primaria".

El investigación tiene ciertas limitaciones

El estudio se detuvo cuando se reclutó al 75 % de los pacientes planificados y se completó el seguimiento de 30 días. No obstante, los expertos creen que los resultados son clínicamente convincentes. La duración del seguimiento fue relativamente corta, aproximadamente 30 días.

Foto cortesía: IntraMed.

"No investigamos la evolución de los síntomas persistentes de COVID-19 y los efectos del tratamiento a largo plazo con colchicina. El beneficio de un ciclo más corto de tratamiento con colchicina durante menos de 30 días tampoco se conoce del todo, aunque los resultados de dos ensayos más pequeños mostraron beneficios del tratamiento administrado durante 10 a 21 días".

En conclusión, en los pacientes tratados en la comunidad, incluidos aquellos sin una prueba de diagnóstico obligatoria, el efecto de la colchicina sobre los eventos clínicos relacionados con COVID-19 no fue estadísticamente significativo. Entre los pacientes con COVID-19 confirmado por PCR, la colchicina condujo a una tasa más baja de la combinación de muerte o ingreso hospitalario que el placebo. Estos resultados demuestran beneficios modestos, estadísticamente significativo, especialmente en la reducción de hospitalizaciones.

Escribe tu comentario