ActualidadDeterminantes de la salud

Consejos para una nutrición adecuada en niños exigentes

Por 20 junio 2021 Sin comentarios
Foto: rinconpsicologia.com

En los meses recientes, muchos padres han tenido nuevos retos que resolver, como la salud inmunológica de sus hijos. Estas nuevas situaciones se dan en el contexto de la pandemia por COVID-19 y los cambios relacionados con los hábitos personales y sociales. Según el Dr. Óscar Quintero, director médico de Abbott, una dieta saludable puede apoyar la salud, el crecimiento y el desarrollo inmune, pero para muchos padres puede ser un desafío encontrar alimentos nutritivos y atractivos para sus hijos, que a su vez sean variados y puedan ayudar a superar estos obstáculos.

Si hay pequeños ‘quisquillosos’ en el hogar, existen profesionales que pueden orientar a los padres a hacer el acompañamiento adecuado para que los niños logren una nutrición adecuada. Muchos padres desean que sus hijos estén dispuestos a probar nuevos alimentos. Este es uno de los grandes desafíos de la paternidad: lograr que los niños coman verduras, frutas, legumbres, mariscos y una variada gama de alimentos saludables.

Además de desear que sus hijos coman alimentos más nutritivos, a muchos padres también les gustaría que consumieran menos alimentos no saludables, especialmente dulces, que a menudo proporcionan muchas calorías vacías o pocos beneficios nutricionales. No es de extrañar que a los padres les guste saber qué incluye la comida de su familia. Muchos padres leen con regularidad las etiquetas de los alimentos y la lista de ingredientes.

Lea también: ¿cómo identificar cuando un problema de alimentación no es solo una etapa?
Foto cortesía: EtapaInfantil.com

Los padres creen que la dieta de sus hijos apoya adecuadamente la salud, el crecimiento y el desarrollo inmune. Sin embargo, la realidad es que la dieta de muchos niños está lejos de ser perfecta.

Según la última Encuesta Nacional de Salud Escolar del Ministerio de Salud y Protección Social, nueve de cada diez estudiantes de Colombia no cumplen con la frecuencia de consumo frutas y verduras. Quizás por eso es que muchos padres les dan a sus hijos un complemento para llenar los vacíos nutricionales.

Lea también: ¿qué tan apropiadas o no son las sopas en la nutrición de los niños?

Recomendaciones dietéticas para niños

Si no está seguro de lo que un niño debería o no comer para tener una salud óptima, se recomienda hablar con un nutricionista y solicitar recursos que le brinden ideas sobre cómo crear una dieta equilibrada y nutritiva.

El Dr. Óscar Quintero indica que, especialmente para los niños, es importante incluir:

  • Verduras y alimentos coloridos como brócoli, tomates, zanahorias, berenjenas, calabazas, frijoles negros y coliflor.
  • Fruta fresca, congelada o enlatada (idealmente en su forma completa sin azúcares añadidos).
  • Carbohidratos como pan, pasta, arroz, avena y cereales listos para comer (la mitad deben ser cereales integrales).
  • Leche, yogurt y queso bajos en grasa o sin grasa o bebidas de soya y yogurt fortificados.
  • Proteína magra como carne de res, pollo sin piel, pescado, mariscos, huevos, frijoles, arvejas, lentejas, nueces y crema de nueces.
  • Grasas saludables de aceites vegetales, aguacates y pescados grasos.
Foto cortesía: CuidatePlus.

A criterio del experto, en virtud de que los niños están en proceso de crecimiento requieren de una mejor nutrición, por ello no debería primar el consumo de:

  • Azúcares añadidos como bebidas azucaradas, gaseosas, galletas, dulces y helados. Idealmente, los azúcares añadidos no deben proporcionar más del 10 % de las calorías diarias de un niño.
  • Las grasas saturadas pueden elevar los niveles de colesterol, aumentando el riesgo de enfermedad cardíaca en el transcurso de la vida. Estas grasas se encuentran en la leche entera, la mantequilla, el queso, el aceite de coco, las hamburguesas y los cortes grasos de carne. Trate de limitarlo al 10 % de las calorías o menos.
  • El sodio puede elevar la presión arterial. Aunque el sodio proviene de la sal, la mayor parte del sodio en las dietas de los niños proviene de alimentos procesados, comida rápida y comida lista para consumir. Al igual que los adultos, los niños deben consumir un máximo de 2300 miligramos por día.

"Centrarse en una dieta saludable que pueda apoyar la salud, el crecimiento y el desarrollo inmune de su hijo es más importante que nunca. Si la alimentación exigente impide que su hijo consuma una dieta equilibrada, un complemento nutricional también podría ayudar".

Escribe tu comentario