ActualidadDeterminantes de la saludOpinión

Donar leche materna es brindar a otros recién nacidos la posibilidad de sanación

Por 2 junio 2021 Sin comentarios
Foto: doctoraki.com

Se considera un acto de humanidad, que va más allá de la necesidad de bienestar propio o de la cría. Se trata de un acto altruista, en el que la madre donante es profeta de la satisfacción de saberse convertida en ‘mamá de leche’ para bebés que necesitan de este líquido vital en la mejoría de su salud y sobrevivencia. Donar leche materna, además, le permite a la mujer donante aumentar y/o mantener la producción de leche para su propio bebé y así evitar problemas de congestión o mastitis por no extracción, cuando hay casos de sobreproducción láctea.

La donación de leche materna resulta una práctica que debe ser promovida en el país, pues el desconocimiento de los beneficios es la principal causa de la poca cantidad de mujeres donantes de leche materna que existe. Un umbral de ventajas hay detrás de esta hermosa práctica, de la cual muchas mujeres pueden hacerse protagonista.

Los beneficios para los recién nacidos receptores o ‘hijos de leche’ parten del hecho de tener la oportunidad de recibir el mejor alimento y la mejor medicina que existe en el mundo para ellos.

Lea también: los beneficios de la leche materna superan los riesgos de transmisión deCovid-19

Yenny Daza, consejera y consultora internacional de Lactancia Materna IBCLC (International Board Certified Lactation Consultant) del IBCLE (International Board of Lactation Consultant Examiners), asegura que la donación de leche materna beneficia, sobre todo, a los recién nacidos que se encuentran hospitalizados en Unidades de Cuidados Neonatales Básicos o Intensivos (UCI), por ser prematuros, prematuros extremos, porque han nacido con bajo peso, son bebés infectados, bajos de defensas, con intolerancias, diarreas recurrentes, porque van a someterse a intervenciones quirúrgicas o porque han nacido con enfermedades graves.

También beneficia a bebés que son hijos de madres con VIH, que no pueden amamantarlos. La leche materna donada aportará mayores posibilidades de recuperación y menor riesgo de morir.

Foto cortesía: Canal Capital.

"Cualquier mamá sana que esté amamantando puede ser donante de leche materna. Lo importante es que tenga suficiente leche para su bebé en óptimo estado de salud, para su propio banco de leche en casa y también tenga la voluntad y el deseo donarla a otros bebés. La mamá donante no debe ser fumadora ni consumidora de sustancias psicoactivas. Si es madre con COVID-19 también puede donar leche siempre y cuando se encuentre sana y mantenga las medidas de bioseguridad y medidas de asepsia al momento de la extracción".

Yenny Daza, consejera y consultora internacional de Lactancia Materna IBCLC.

Según la experta, en Colombia existen 15 bancos de leche humana donde se pueden realizar estas donaciones, guardando la respectiva cadena de frío de la leche, pues es un tejido vivo. La leche debe estar congelada y envasada en frascos de vidrio tapa rosca de plástico o bolsas especiales para almacenar leche materna (libres de BPA Bisfenol A; peligrosa sustancia de los plásticos), no se recomienda usar los frascos de compota pues la tapa puede generar óxido y alterar la composición de la leche.

"Pueden comunicarse a los números de contacto o escribir a los correos electrónicos de cada institución y ciudad, de esta manera coordinar la visita a la casa para realizar el proceso de inscripción, donación madre-banco de leche (no se recomienda la donación madre a madre por el riesgo de infecciones cruzadas) y transporte.  En el cuadro adjunto aparecen las instituciones receptoras, incluida Bogotá en el E.S.E. Hospital Occidente de Kennedy".

Estos son los Bancos de Leche Materna que funcionan en Colombia

Donar leche matera en el contexto sanitario actual es completamente seguro, siempre y cuando se tengan todas la medidas de bioseguridad y técnicas de asepsia al momento de la extracción y recolección por parte de la mamá donante.

La leche recolectada pasa por un proceso de descongelación, análisis organolépticos o sensorial: embalaje, presencia de suciedades, color, flavor (sabor/olor y acidez) y toda leche que no cumpla cualquiera de estos parámetros es desechada. Posteriormente, se realiza la pasteurización y control de calidad microbiológica.

Foto cortesía: Lactancia materna.

El procesamiento de la leche humana es realizado por un equipo altamente calificado, conformado por enfermera, nutricionista, médico y auxiliares de enfermería, con conocimiento y experiencia comprobada en el manejo clínico de la práctica de la lactancia materna, Código Internacional de Sucedáneos de la Leche Materna, estrategia Institución Amiga de la Mujer y la Infancia Integral (IAMII) y entrenados por la Red Brasilera y el Programa Iberoamericano de Bancos de Leche Humana (IBERBLH).

Lea también: lactancia materna no debe interrumpirse si la madre está contagiada de Covid-19

El Ministerio de Salud y Protección Social asegura que en Colombia los bancos de leche humana garantizan su calidad, entregando al recién nacido una leche:

  • Estéril, que garantiza la inocuidad.
  • Según edad gestacional: calostro, pretérmino y madura, por necesidades específicas de cada bebé.

Según la cartera de salud, estos son los casos en los que los lactantes no deben recibir leche materna:

  • Lactantes con galactosemia (alteración metabólica): se necesita una fórmula especial libre de galactosa. 
  • Lactantes con enfermedad de jarabe de arce (alteración metabólica): se necesita una fórmula especial libre de leucina, isoleucina y valina. 
  • Lactantes con fenilcetonuria (alteración metabólica): se requiere una fórmula especial libre de fenilalanina. (Permite algo de lactancia materna, con monitorización cuidadosa). 

Escribe tu comentario