ActualidadCovid 19Determinantes de la salud

INVIMA no autoriza comercialización de estos accesorios desinfectantes

Por 7 abril 2021 Sin comentarios
Foto: verificado.com.mx.

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) negó la autorización de comercialización o Notificación Sanitaria Obligatoria (NSO) a productos desinfectantes como el ‘Saniti Card’, ‘Virus Shut Out’, ‘Black Out’ y ‘My Air Shield’, cuya venta pretendía darse a través de tarjetas, collares o accesorios que se portan en el cuello o en las prendas de vestir y que contienen dióxido de cloro que se libera en el aire. La intención del producto es la de desinfectar y "establecer un escudo protector de virus, bacterias y otros organismos", cuyos argumentos además de falsos son peligrosos.

A través de un comunicado, el ente regulador colombiano informó que el uso de este tipo de productos constituye un riesgo sanitario, razón por la cual no pueden ser considerados artículos de higiene doméstica. De acuerdo con la normatividad sanitaria vigente, los productos de higiene doméstica "no deberán perjudicar la salud humana cuando se apliquen en las condiciones normales o razonablemente previsibles de uso, considerando particularmente, la forma cosmética, las precauciones, su etiquetado y las eventuales instrucciones de uso y de eliminación, así como cualquier otra indicación o información del producto".

Lea también: ¿por qué el dióxido de cloro NO es apto para el consumo humano?

Las indicaciones de uso de estas tarjetas implican una exposición directa de la persona con el dióxido de cloro, desencadenando posibles reacciones, irritaciones y afecciones en el organismo. El dióxido de cloro, asegura el INVIMA, es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel, desinfectante de superficies, ambientes y en el proceso de tratamiento de agua.

"Debido a que es un gas peligroso, el dióxido de cloro siempre se manufactura en el lugar donde habrá de usarse. Se emplea como blanqueador en las fábricas que producen papel y productos de papel y en las plantas de tratamiento de agua que producen agua potable".

Agencia para Sustancias Tóxicas y Registros de Enfermedades de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC)

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y autoridades sanitarias de distintos países, incluido el INVIMA, han advertido sobre falta de evidencia científica que sustente el beneficio del uso de esta sustancia en el tratamiento, control y/o prevención de la COVID-19 o enfermedades asociadas.

Foto cortesía: Reuters.

Algunos de los efectos nocivos, resultado del uso de estos productos son:

  • Insuficiencia respiratoria, causada por una condición grave, donde la cantidad de oxígeno que se transporta a través del torrente sanguíneo se reduce considerablemente (metahemoglobinemia).
  • Cambios en la actividad eléctrica del corazón (prolongación del QT), lo que puede llevar a ritmos cardíacos anormales y posiblemente mortales.
  • Baja presión arterial mortal causada por deshidratación.
  • Insuficiencia hepática aguda.
  • Conteo bajo de células sanguíneas, debido a la rápida destrucción de los glóbulos rojos (anemia hemolítica), lo que requiere una transfusión de sangre.
  • Vómitos severos.
  • Diarrea severa.

"El INVIMA hace un llamado a la ciudadanía para que se abstenga de utilizar estas tarjetas, collares o accesorios de desinfección. Reiteramos que, hasta la fecha, los únicos medicamentos autorizados en el país con indicación de prevención de la enfermedad COVID-19 son las vacunas que forman parte del Plan Nacional de Vacunación".

INVIMA
Lea también: ¿funciona la luz ultravioleta para desinfectar?

Para qué SÍ puede usarse el dióxido de cloro

En Gestarsalud.com ya lo habíamos informado. El dióxido de cloro es un desinfectante y trabaja con mucha eficacia en procesos como:

  • Desinfección avanzada en el tratamiento del agua.
  • Producción de alimentos y bebidas.
  • Aplicaciones médicas: es usado, en concentraciones y procedimientos adecuados, para esterilizar equipos médicos y de laboratorio.
  • Desinfección de superficies.

Escribe tu comentario