ActualidadDeterminantes de la saludOpiniónSalud Pública

Todo lo que debe saber sobre los trastornos del sueño, sus consecuencias y soluciones

Por 20 marzo 2021 Sin comentarios
Foto: infobae.com.

Hoy se conmemora el Día Mundial del Sueño. Este año la fecha lleva como slogan "Sueño regular para un futuro saludable". La finalidad es la de concientizar a las personas sobre los diferentes trastornos del sueño y la importancia de los buenos hábitos y rutinas para promover un sueño regular, reparador y saludable.

El Instituto Latinoamericano de Neurología y Sistema Nervioso (ILANS) se sumó a la conmemoración de la fecha y, desde su experiencia, ofrece recomendaciones para lograr mejores hábitos del sueño:

  1. Evitar tomar sustancias como café, té, alcohol, tabaco y bebidas energizantes, especialmente durante la tarde o al final del día.
  2. Cenar ligero y esperar una o dos horas antes acostarse.
  3. Realizar actividad física y evitar hacerla justo antes de dormir.
  4. Evitar las siestas prolongadas; sobre todo al final de la tarde.
  5. Implementar una rutina antes de acostarse a dormir, que incluya hábitos relajantes como escuchar música tranquila, lavarse los dientes, una ducha tibia o meditación.
  6. Mantener horarios de sueño regulares, acostándose y levantándose siempre a la misma hora todos los días, tratando de incluir los fines de semana.
  7. Evitar exponerse a luz brillante a última hora de la tarde y durante la noche, si existen problemas para conciliar el sueño.
  8. No utilizar la cama para actividades como comer o trabajar. Esta se debe usar, exclusivamente, para el descanso y la vida en pareja.
  9. Mantener un ambiente adecuado en la habitación, que favorezca y ayude a mantener el sueño. El orden es un colaborador importante.

El ILANS explica que, además de la implementación de hábitos saludables para dormir bien o mejor es importante hablar sobre los desórdenes del sueño que afectan a miles de personas anualmente y que deben ser tratados por médicos especialistas. Uno de estos es la apnea obstructiva del sueño, que se ha convertido durante los últimos años en un problema mundial de salud pública por su elevada prevalencia los daños en la salud que genera.  

Foto cortesía: Pexels (Andrea Piacquadio).

"Las personas que padecen esta condición presentan eventos repetitivos de obstrucción intermitente, parcial o total, de la vía aérea mientras duermen, ocasionada por la disminución del tono muscular asociado al envejecimiento, obesidad, disposición genética o malformaciones en la vía aérea. La Apnea se traduce en una disminución de las concentraciones de oxígeno en la sangre, lo que aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, deterioro cognitivo- como alteraciones en la memoria- alteración en procesos inflamatorios, metabólicos e inmunológicos, alteraciones en la calidad de vida y en el desempeño laboral, entre otros". 

ILANS

Los síntomas de este trastorno incluyen ronquidos, cansancio y somnolencia excesiva durante el día y, aunque la apnea del sueño se asocia con los ronquidos, no todas las personas que roncan tienen esta condición.

Para diagnosticar la apnea del sueño es necesario realizar una poligrafía o una polisomnografía. Ésta última es un estudio que registra los patrones de sueño, la respiración y la actividad cardíaca de una persona durante una noche entera. Las opciones de tratamiento incluyen bajar de peso, evitar que la persona duerma boca arriba, utilizar un dispositivo especial o realizar una cirugía para corregir la obstrucción en las vías respiratorias, según corresponda en cada caso. Especialistas médicos de ILANS aseguran que el tratamiento, además de eficaz, no tiene efectos secundarios graves y contribuye a evitar complicaciones derivadas de la Apnea.

Foto cortesía: Clínica del Sueño.

Para ahondar aún más sobre los trastornos del sueño, en Gestarsalud conversamos con Natalia Gelvez Rondón, otorrinolaringóloga, somnóloga y especialista en trastornos respiratorios del sueño. Ella nos aclaró varias dudas:

GS: ¿Cuáles son las enfermedades que se desencadenan a partir de los trastornos de sueño?NG: Las consecuencias de la duración insuficiente del sueño y/o la calidad inadecuada del sueño (incluidos los trastornos respiratorios del sueño) son variadas y afectan casi todos los sistemas del cuerpo. La Academia Americana de Medicina del Sueño y la Sleep Research Society las clasifica en las siguientes categorías:  salud cardiovascular, salud metabólica, salud mental, salud inmunológica, rendimiento humano, cáncer, dolor y mortalidad.

En cuanto a salud cardiovascular encontramos riesgo aumentado de infarto agudo de miocardio, hipertensión arterial y arritmias. En salud metabólica hay aumento de la incidencia de diabetes, disfunción tiroidea, alteraciones en el crecimiento y obesidad. En la salud mental se ha asociado con disfunción neurocognitiva, riesgo de eventos cerebrovasculares (conocidos coloquialmente como trombosis) y demencia. Las enfermedades inmunológicas como la artritis y el lupus también se han visto asociadas.

Dra. Natalia Gelvez, otorrinolaringóloga somnóloga, con certificación de la Asociación Colombiana de Medicina del Sueño.

GS: ¿Qué tanta incidencia hay de trastornos de sueño de la población que usted atiende?

NG: Soy médica otorrinolaringóloga somnóloga,  con certificación de experta ACMES (Asociación Colombiana de Medicina del Sueño), por lo tanto, la mitad de las visitas de los pacientes que asisten a mi consultorio tiene un trastorno de sueño, entre ellos, y el más frecuente, el ronquido y la apnea. En la actualidad, existe una subestimación de las enfermedades del sueño ya que muchas de las personas que presenta síntomas no realizan una consulta formal con un especialista.

GS: ¿Cuáles son las principales causas de los trastornos de sueño que padecen las personas?

NG: Es importante recalcar que existen múltiples trastornos del sueño como el insomnio, las parasomnias, las hipersomnias, trastornos del ciclo circadiano, trastornos motores y los trastornos respiratorios del sueño (ronquido y apneas). Los factores que se relacionan son mala higiene de sueño (hábitos inadecuados que predisponen al sueño insuficiente y fragmentado), la obesidad, la depresión, los cambios de horario de forma frecuente, trabajo en turnos nocturnos, algunos medicamentos, la depresión, la ansiedad no tratada y el dolor crónico no tratado.

GS: ¿Qué tan peligrosos son los trastornos del sueño?

NG: Los adultos con trastornos de sueño tienen mayor riesgo de sufrir infartos, arritmias cardiacas, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, demencia temprana, accidentes cerebrales, incluso se ha relacionado la depleción intermitente de oxígeno (disminución de niveles de oxígeno nocturnos), que ocurre en la apnea de sueño con el cáncer. El ronquido parece inofensivo, pero puede estar asociado a pausas respiratorias, disminución de los niveles de oxígeno, fragmentación del sueño entre otros, por lo tanto, es importante estudiarlo.

En los niños es frecuente encontrar alteraciones en el crecimiento, obesidad, trastornos de aprendizaje, atención, seguimiento de instrucciones, inquietud e hiperactividad.

Foto cortesía: Pexels Alexandra Gorn).

GS: ¿Hay alguna manera de evitar los trastornos del sueño?

NG:

1. Teniendo una adecuada higiene de sueño que incluye: tener un horario fijo para ir a la cama, evitar pantallas  (televisión, celular, tablets y todo lo que incluya cambio de intensidad de luz), por lo menos, una hora antes de ir a dormir. Tener una rutina para el sueño, así seamos adultos. Escribir en una agenda todos los pendientes y preocupaciones una hora antes de ir a dormir; evitar tomar bebidas energizantes y bebidas como café, té, chocolate después de las 4 de la tarde. Dormir en una habitación completamente oscura; hacer ejercicio en la mañana, preferiblemente en la mañana, con exposición a la luz del sol.Evitar el sobrepeso y obesidad.

2. Consultar al especialista cuando exista somnolencia diurna, cansancio diurno excesivo, sueño no reparador, dificultades en la concentración y la atención y dolor de cabeza frecuente.

3. Explica la especialista que, en el caso de los trastornos respiratorios del sueño, la cirugía de sueño es un concepto que ha ido evolucionando en el tiempo. Inicialmente, las tasas de éxito eran poco prometedoras porque no se conocían bien las múltiples estructuras de la vía aérea que podían causar apnea y ronquido ni su forma o patrón de cierre y vibración.

En la actualidad, en los niños, el manejo con cirugía es el que ha mostrado mejores resultados para tratar el ronquido y la apnea, la más común es la adenoamigdalectomía, pero existen otras estructuras que pueden requerir ser tratadas como la lengua y epiglotis, entre otras.

En los adultos se debe realizar una adecuada selección del paciente que es candidato a cirugía, la estructura de la vía aérea y la cirugía a realizar. Existen más de 15 técnicas quirúrgicas para manejar los colapsos y el ronquido originado en el paladar, técnicas quirúrgicas modernas y tecnología de punta como la radiofrecuencia de cornetes inferiores para el manejo de los cornetes nasales, amígdalas linguales y palatinas, lengua, epiglotis.  

“Lo más importante es un diagnóstico exacto por un otorrinolaringólogo experto, que además de cirugía, puede recomendar terapia miofuncional, dispositivos de avance mandibular, tratamiento posicional o terapias combinadas”. 

Escribe tu comentario