Determinantes de la salud

Vacunación: indispensable para evitar y erradicar la fiebre amarilla

Por 27 enero 2021 Sin comentarios
Foto: ucmq.com

Hoy el mundo conmemora el Día de la Fiebre Amarilla. La enfermedad endémica, infecciosa, zoonótica y viral aguda que es transmitida por mosquitos de los géneros Aedes y Haemagogus.

De los pocos países del mundo en los que aún se da la enfermedad se encuentra Colombia. Datos aportados por el Instituto Nacional de Salud (INS) indican que, junto a Brasil y Perú, el país aportó el 83,8 % de los casos reportados en el periodo entre los años 2000 y 2019. “El brote de Brasil iniciado en 2016, y que se extendió hasta 2018, ha sido el más grande del país y de la región en los últimos 60 años. En éste se confirmaron 2.155 casos con una tasa de letalidad del 34,6 % (745 muertes). Adicionalmente, Venezuela y Perú reportaron casos en 2019”.

A pesar de ser una enfermedad tan antigua y de conocerse toda su incidencia, naturaleza y detalles algunas partes del mundo siguen sufriendo los embates de sus complicaciones. La fiebre amarilla ha sido causa de epidemias devastadoras en el pasado. Probablemente, aseguran algunos documentos, fue transmitida por primera vez a los humanos por otros primates en África oriental o central. De allí se propagó a África occidental y en los siglos XVI o XVII saltó a América a través del tráfico de esclavos.

La ciencia coincide en que no existe tratamiento eficaz para la fiebre amarilla, de ahí la importancia de la vacunación.

En los casos graves está indicado el tratamiento sintomático y de soporte; sobre todo la rehidratación y el control de posible hipotensión. La mortalidad global es del 5 % en poblaciones indígenas de regiones endémicas, aunque en los casos graves, en epidemias o entre poblaciones no indígenas, hasta el 50 % de los pacientes pueden fallecer.

La transmisión de la fiebre amarilla fue un misterio para la ciencia durante siglos hasta que en 1881 el cubado Carlos Finlay descubrió el papel del mosquito Aedes. En 1901 la enfermedad fue erradicada en La Habana y en pocos años se volvió rara en el Caribe.

Foto cortesía: ipsuss.cl.

Importancia de la vacuna de la fiebre amarilla

La vacuna contra la fiebre amarilla ha resultado ser tan importante en el control de la enfermedad que en su momento fue nombrada ‘la vacuna universal’. Fue y sigue siendo en algunos países requisito indispensable para poder ingresar desde otras latitudes.

Según el Ministerio de Salud y protección Social de Colombia la vacuna está contraindicada en personas con las siguientes condiciones:

  •   Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, por ejemplo, antecedentes de timectomía, leucosis, linfomas, procesos neoplásicos o en terapia de larga evolución con corticoides, antineoplásicos o radioterapia, así como en personas afectadas de infección del VIH.
  • Alergia grave a la proteína del huevo; en caso de aplicarse puede presentarse urticaria, exantema y crisis de bronquitis asmática (un caso por millón).
  • Reacción anafiláctica (alergia) previa a la vacuna.
  • Haber recibido vacunación para cólera o fiebre tifoidea en las tres semanas previas.
  • Mujeres en estado de gestación y mujeres en lactancia, hasta el año de edad del bebé.
  • Las personas con trastornos del timo o inmunodeficiencias graves. 
  • Personas con más de 60 años.
  • No se debe administrar simultáneamente las vacunas contra la fiebre amarilla y el cólera.
  • Presencia de enfermedad febril aguda.

En Colombia, la cartera de salud asegura que su política de salud pública, orientada a la erradicación de la enfermedad, está orientada en la siguiente dirección:

Imagen cortesía: MinSalud.
  • La vacuna  contra la fiebre amarilla es gratuita  y existen puntos de vacunación en el país para los viajeros. La vacuna se aplica una sola vez.
  • El esquema de vacunación en Colombia tiene como objeto a la población de 18 meses de edad, sin embargo, en las zonas endémicas se vacuna desde los 12 meses.
  • Para controlar los brotes se debe garantizar la vacunación de toda la población, especialmente la población ubicada en zonas de riesgo o personas que planeen viajar a ellas.
  • Todo niño que no sea vacunado a los 18 meses es considerado de riesgo para adquirir la enfermedad, por lo tanto, se debe asegurar que reciba su dosis según el esquema de vacunación nacional.
  • A toda persona mayor de 18 años se le debe realizar obligatoriamente la encuesta previa a la vacunación contra la fiebre amarilla y con un solo elemento que salga positivo, no se puede aplicar la vacuna.
  • La edad límite para aplicar la vacuna es hasta los 59 años, 11 meses y 29 días de edad. No está autorizada su aplicación para personas de 60 años y más, por el riesgo que esto implica para la salud del usuario.
  • Todo viajero nacional que requiera movilizarse a municipios de alto riesgo para fiebre amarilla, debe tener una dosis de vacuna en cualquier etapa de su vida.
  • Todo viajero nacional e internacional que visites los parques nacionales naturales deben estar vacunados dentro de los tiempos estipulados (quince días antes del viaje). A los viajeros internacionales procedentes de Angola, República Democrática del Congo, Uganda y Brasil se les solicitará el Certificado Internacional de Fiebre Amarilla para el ingreso a Colombia.
  • Todo viajero nacional que requiera la vacuna de fiebre amarilla puede solicitarla en la IPS autorizada para esta aplicación.

En el país los municipios de alto riesgo para obtener fiebre amarilla son:

  • Magdalena: el distrito de Santa Marta y los municipios de Ciénaga y Aracataca.
  • Norte de Santander: los municipios de Convención, El Carmen, El Tarra, Teorama, Cucutilla, Sardinata, Tibu, El Zulia, Cúcuta, Abrego, Arboledas, Bochalema, Hacari, Ocaña, Pamplonita, San Calixto, San Cayetano y Santiago.
  • Santander: los municipios de Encino, Puerto Wilches, Bucaramanga, Barrancabermeja, Charala, Coromoro, Playón, Floridablanca, Girón, Piedecuesta, Rionegro, Sabana de Torres, Socorro y Surata.
  • Bolívar: los municipios de Cantagallo, Morales, San Pablo y Simití.
  • Boyacá: los municipios de Páez y Paya.
  • Huila: los municipios de Acevedo, Algeciras, Garzón, Guadalupe y Suaza.

Escribe tu comentario