Determinantes de la salud

En pandemia los colombianos pidieron más comida balanceada a domicilio

Por 27 diciembre 2020 Sin comentarios
Foto cortesía: The Green Queen.

Los médicos sugieren a las personas que además de alimentación balanceada, hagan actividad física regular. No obstante, cifras demuestran que los colombianos han optado por cuidar su salud con relación a lo que comen, aún pidiendo comida a domicilio.

El aislamiento preventivo obligatorio ocasionó un incremento en el número promedio de órdenes a domicilio en el país, llegando a más de 80 mil en mayo. En ese segmento, la categoría de alimentación balanceada tuvo un crecimiento del 30 % durante los primeros meses de la cuarentena y la tendencia se ha mantenido durante la reapertura de las ciudades, de acuerdo a lo reportado por Domicilios.com.

“Durante los periodos de aislamiento, los restaurantes han visto en este segmento una gran opción para aumentar su oferta”.

Carolina Jaramillo, marketing director
Lea también: ¿cómo identificar cuando un problema de alimentación no es solo una etapa?

Estos resultados evidencian la transformación en muchos hogares colombianos durante este período de confinamiento. Respecto a esta situación, Ricardo Rosero, médico internista y endocrinólogo, afirma que “desde el inicio de la pandemia, muchas personas tomaron consciencia de la disminución de actividad física en su día a día, por lo que procuraron balancear las cantidades de alimento y carbohidratos que consumían”. Esto explicaría entonces, por qué la categoría de comida saludable creció 9,5 % frente al nivel de consumo de la misma en el 2019.

Así mismo, el consumo de alimentos en el hogar creció, lo que motivó a las personas a reconocer e identificar la importancia de la calidad de los alimentos que utilizan en sus recetas y su aporte nutricional. Igualmente, el aislamiento permitió contar con más tiempo para el consumo de ciertas comidas, como el desayuno o la cena, lo que favorece a la salud de las personas. “Al comer más despacio, las personas se mantienen llenas por más tiempo y de este modo se disminuye la ingesta de alimentos diaria”, explica Rosero.

Actividad física: el complemento infaltable

“Crear rutinas estrictas para cada día, en las que se delimiten los tiempos de comida, trabajo y ocio, así como los espacios para llevar a cabo cada una de estas actividades, es fundamental para vivir una vida saludable y balanceada”, explica el endocrinólogo.

Foto cortesía: Pexels (Vlada Karpovich).

En este mismo sentido, el profesional afirma que “al estar en casa, las personas practican menos actividad física, por lo que se debe moderar el número de calorías obtenidas, ya que ahora el cuerpo no necesita el mismo consumo calórico. Igualmente, se debe definir una rutina de ejercicio de fortalecimiento muscular para reforzar la defensa del cuerpo”.

En cuanto al descanso, “se debe procurar que el espacio en el cual se descansa esté separado de los de ocio y trabajo. Es decir, el cuarto debe ser un lugar destinado únicamente para el descanso, de tal modo que al estar allí el cerebro se desconecte de las actividades diarias y se enfoque en que la persona debe dormir”, concluye el médico.

Escribe tu comentario