Opinión

Especial 2020: con la pandemia, lo que no se hizo en UCI en 30 años, se logró en 6 meses

Por 23 diciembre 2020 enero 13th, 2021 Sin comentarios
AFP

En momentos difíciles, como el que ha planteado el Covid-19, las acciones constructivas, la resiliencia y las enseñanzas; en ese empeño ineludible de hacerlo cada vez mejor, resultan necesarios para superar las adversidades. Colombia durante este año se ha convertido en un compendio de decisiones que involucran- directa e indirectamente- a toda la sociedad y sobre todo se ha convertido en una matriz de aprendizajes que, sin duda, le dejan a todo el país la responsabilidad de emprender acciones distintas, a partir de errores que deben quedar en el pasado.

Para continuar con esta entrega especial de fin de año, en Gestarsalud.com entrevistamos al viceministro de Salud, Luis Alexander Moscoso, quien de manera transparente y asertiva nos detalló cuáles han sido los desafíos del país en el marco de esta inesperada situación sanitaria. El segundo al mando de la cartera de salud habló de la gobernanza y de la intersectorialidad como el primer gran reto de Colombia durante este año.

Luis Alexander Moscoso, viceministro de Salud.

“Lograr que todos nos pongamos de acuerdo en un mismo objetivo ha sido un gran desafío. Con esto me refiero no sólo al Gobierno nacional dentro del mismo Gobierno nacional, sino también a los gobiernos regionales, locales y estos dentro de ellos mismos. Lograr articularnos y armonizarnos con las EAPB, con la red prestadora y con toda la sociedad. Ese es el reto más grande y es un reto no sólo del presente, sino de la historia del país, que hemos afinado en el camino y que no debemos perder. No hubiéramos avanzado este año si no contáramos con las EPS, IPS, EAPB, gobierno local, regional, nacional, secretarías, ministerios y con la gente”.

El viceministro Moscoso habla de los retos que vienen hacia adelante en el país. Aprovechar las bondades del mundo digital es uno de ellos. Para él, la pandemia ha demostrado el abanico de alternativas que hay con las tecnologías, adoptadas y aprovechadas como nunca antes gracias al Covid-19. Considera que las teleconsultas y teleasesorías, el mundo domiciliario y la toma de muestras de laboratorios en casa no deben desaparecer cuando acabe la pandemia, por el contrario, deben convertirse en una vertiente indispensable y bien aprovechadas por el sistema.

Recordar que el talento humano es el recurso más importante que tiene el sistema sanitario colombiano ha sido para Moscoso una de las lecciones más claras y valiosas de esta situación.

“Hemos entendido que los soldados que luchan todos los días por la vida de las personas son los que componen el personal de salud. Un reto grande que tenemos es el de retornar esa valoración de personal de salud que se ha perdido. El personal de salud es un personal de primera línea en el país, es una necesidad, es un recurso vital y así lo tenemos que ver. Eso significa que tienen que haber cambios en nuestra forma de relacionarnos con ellos, de contratarlos, de pagarles, de formarlos y de guiarlos hacia lo que necesita el país. Un reto importante en este sentido es lograr tener un talento humano motivado, que nos lleve a tener una mejor salud”.

Foto cortesía: elespectador.com

La gran lección durante este año, indiscutiblemente, ha sido la demostración que el mismo sistema se ha hecho a sí mismo de su capacidad de solución, resiliencia e interoperabilidad. Las barreras existían en un imaginario que ha sido destruido por la pandemia. Ha sido esta misma situación, desgarradora, desesperante y problemática, la que le ha enseñado al sistema de salud colombiano que el trabajo conjunto, el positivismo y la proactividad son elementos suficientes para sacar adelante todas las dificultades.

De mantener esta actitud depende, en gran parte, nuestro futuro. Cómo potenciar esto y cómo llevarlo a cabo más adelante; más allá de los retos de infraestructura y de equipamiento. "Lo que no hicimos en UCI en 30 años, lo hicimos en 6 meses. El tema es cómo aprovechamos esa capacidad que tenemos los colombianos de hacer cosas. Esa potencialidad de lograr objetivos cuando nos encaminamos correctamente. Es un reto aprender de eso y avanzar en ese camino, para no perder todo lo que sabemos que hemos logrado”.

Escribe tu comentario