Determinantes de la salud

Esta plataforma ayuda a entender el comportamiento del Covid-19 en los niños

Por 3 diciembre 2020 Sin comentarios
Foto cortesía: EFE

Se trata de uno de los estudios más importantes hecho en este momento para determinar cómo es realmente el comportamiento e incidencia del Covid-19 en la población infantil. La plataforma Kids Corona es un ecosistema diseñado por el Hospital Sant Joan De Déu para entender, a partir de varios estudios, cuál es la capacidad de transmisión del Covid-19 de los niños a otros menores o a adultos, cuyas variables tienen grandes implicaciones educativas y sociales.

El Hospital Sant Joan de Déu ha diseñado diversos estudios para evaluar la infectividad y la transmisión del coronavirus SARS-CoV-2 entre la población infantil en un entorno de convivencia similar al de una escuela, el de las excursiones llamadas en España casales de verano.

Según ha explicado el mismo hospital, uno de los estudios más extensos ha sido el desplegado en estos espacios de recreación, donde se recogieron de forma sistemática muestras de 1.905 participantes en 22 casales del área de Barcelona durante cinco semanas. Además, se investigó otros grupos de convivencia de otros campamentos donde uno de los niños o el monitor había sido diagnosticado con Covid-19.

Lea también: ¿los niños son menos propensos a contagiarse con Covid-19?

“En total, el estudio incluyó a más de 2.000 participantes y es uno de los más amplios que se han realizado a nivel internacional para evaluar la infectividad y la transmisión del SARS-CoV-2 entre la población infantil en un entorno similar al escolar. Este proyecto se complementa con otros estudios, como el de colaboración con el Futbol Club Barcelona que se inició en agosto y seguirá hasta diciembre. Se trata de una investigación con más de 150 jugadores y jugadoras así como los entrenadores y adultos con los que conviven. Este estudio permitirá evaluar la transmisión del virus durante varios meses dentro de otro entorno de convivencia parecido al escolar”.

Foto cortesía: www.baenegocios.com

El estudio demuestra que la distribución de los niños en grupos ‘burbuja’ es eficaz para contener la transmisión de la infección, para facilitar la trazabilidad de los contactos y para permitir la cuarentena selectiva. Además, lavarse las manos de forma protocolizada cinco o más veces al día se ha asociado a una disminución en la transmisión de la enfermedad.

Lea también: esto es lo que debe hacer para sacar a los niños a la calle durante emergencia sanitaria

También se ha encontrado una alta correlación entre la incidencia de la infección en la población general y el número de casos índice detectados en los centros de la misma zona, lo que demuestra que los participantes en actividades de verano no han sido grandes transmisores de la enfermedad y que el cribado proactivo en áreas de alta incidencia puede ser muy efectivo.

Asegura el mismo hospital que "aunque hay que tener en cuenta algunas limitaciones del estudio, como el tiempo reducido del mismo (cinco semanas) o el hecho de que las actividades de los casales de verano se han hecho al aire libre y con grupos pequeños, por lo que los resultados no son directamente extrapolables a otras condiciones, los datos obtenidos dan pistas para abrir las escuelas de una forma segura y controlada, aplicando medidas como las que se han implementado en los casales de verano: grupos ‘burbuja’, utilización de mascarilla y lavado de manos frecuente".

Escribe tu comentario