Actualidad

¿Cómo manejar la salud mental desde los distintos ámbitos de la vida?

Por 10 octubre 2020 Sin comentarios
Foto: ellipse.prbb.org

A propósito del conmemorarse hoy 10 de octubre el Día Mundial de la Salud Mental, desde Gestarsalud le ofrecemos un compendio de recomendaciones, trabajadas a partir de una cobertura especial que hicimos sobre el tema, de la mano de expertos reconocidos en la materia.

Empecemos por recordar que no hay salud mental sin salud física. El cuerpo humano en su estado de bienestar ideal contempla este binomio como un todo; no por separado, no fraccionado. Partiendo del concepto de que la salud no es la falta de enfermedad, sino un estado de bienestar completo e integral, que implica la salud física y mental al mismo tiempo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea- más allá de la estructura de sistemas de salud que buscan sanar dolencias y curar enfermedades- la necesidad de un modelo social, político, económico y cultural que no enferme al individuo.

En su momento, Pedro Ochoa, director encargado de Campos, Programas y Proyectos del Colegio Colombiano de Psicólogos,, explicó que en la actualidad hay factores estresantes, como el desempleo, el hambre, las deudas, cuya solución no está del todo en manos de las personas. En estos casos, las intervenciones psicológicas no serán suficientes para ofrecer herramientas que les permitan a esas personas manejar sus emociones y pensamientos. En este punto interviene la importancia de minimizar o eliminar las barreras estructurales de las sociedades y garantizar que estresores como el hambre, la violencia intrafamiliar y el desempleo no existan- al menos no en las proporciones actuales.

Lea también: salud mental y autoestima: una combinación adictiva y peligrosa

Hay una gama de recomendaciones importantes de aplicar en aquellas personas que sí tienen la capacidad de manejar sus pensamientos y emociones:

  • En el caso de los conflictos familiares que generan estrés, es necesario aprender a aplicar ciertas estrategias para mejorar las relaciones interpersonales, como negociar los espacios personales dentro del confinamiento, distribuir las tareas de la casa para disminuir el estrés del miembro de la familia sobre la cual recae toda la obligación doméstica. En torno a los hijos existen estrategias de educación positiva, importantes para reducir los conflictos con ellos. “Los padres pueden aprender a implementar herramientas muy útiles para educar adecuadamente a los hijos y disminuir pataletas, problemas y conflictos, que tanto estrés generan en estos momentos de confinamiento”.
  • Ante la pérdida de ese control, que antes de la pandemia cada individuo tenía en día a día, la estructura de rutinas resulta importante en la recuperación alguna porción del control perdido. La práctica de hábitos estructurados devuelve la sensación de control, que ha quedado atrás con la situación actual.
  • La búsqueda de fuentes de gratificación resulta alentadora en tiempos en los que la ausencia de momentos y acciones gratificantes se ha perdido. En este punto el especialista recomienda dedicar un tiempo apropiado al ocio, que genere gratificación de alguna manera.
  • Fortalecer el apego y los vínculos afectivos. Tener buenas relaciones con otras personas con las que el individuo pueda hablar, expresar lo que siente, ser escuchado sin juicios y sin ser criticado. En este punto las personas aprenden una serie de habilidades que le permiten relacionarse de una forma distinta con sus propias emociones.

Salud mental y estabilidad laboral

Sobre el tema entrevistamos a Eliana Quiroz, psicóloga experta en temas de gerencia del talento humano, quien habló sobre cómo la inestabilidad laboral está alterando las dinámicas emocionales de las personas.

Lea también: MinSalud amplía red telefónica de atención a la salud mental ante aumento de casos de ansiedad y depresión

Un estudio que hizo la psicóloga en mayo, conjuntamente con la Universidad Autónoma de México, descubrió que al menos un 77.7% de las personas en Colombia tienen miedo de perder su empleo. Esto genera que haya un exceso en la intensidad laboral, para demostrarle a los jefes que no hay razones válidas para despedirlos; y que la calidad del patrón del sueño se afecte, porque las personas no están teniendo un estilo de vida saludable. La reducción de la actividad física, de las relaciones intrafamiliares y de una dieta balanceada, pueden provocar cambios en la estabilidad emocional.

Foto cortesía: vanguardia.com.mx

Según la experta, el tener que convertir el hogar en un puesto de trabajo, también hace que el núcleo familiar se comprometa, porque las familias no estaban acostumbradas a vivir tanto tiempo juntas. Cada sector laboral sufre afectaciones psicológicas particulares y desde que comenzó la pandemia, las ocupaciones que corren más riesgo físico y mental son los profesionales de la salud.

Quiroz sugirió tener espacios para compartir literatura en familia. Igualmente, aconsejó que, como cada familia tiene lógicas particulares, es importante que a partir de eso se establezca qué actividades le funcionan a cada núcleo familiar para liberar el estrés al que estamos sometidos actualmente. “A veces nos saturamos por tener tantas recomendaciones: haz yoga, estudia un idioma, etc. No se trata de decirle a las personas qué hacer. Lo que sí funciona hay que hacerlo y lo que no, no”.

Apoyo social y salud mental

La salud, en su máxima expresión, no sólo depende de la capacidad del Estado en proveer suministros que la mantengan en buenas condiciones, sino también de factores sociales indispensables en el bienestar integral de cada persona.

Sobre el tema Pedro Pablo Ochoa también nos explicó que estudios han encontrado que el aislamiento y la exclusión social están asociados a índices de muerte prematura. Además, considera que la probabilidad de sobrevivir a un infarto es menor cuando la persona está aislada o no tiene buenas redes de apoyo social.

Para el representante del Colegio Colombiano de Psicólogos, es más efectivo promover estrategias que generen bienestar en salud desde la comunidad, pues la presión social influye más eficientemente en algunos individuos. La colaboración, compañía y la composición de acciones que, desde lo individual, se convierta en colectivo incide directamente en el bienestar de los más vulnerables en estas condiciones de aislamiento físico. "Como comunidad, además, estamos en la capacidad de exigir condiciones que promuevan un sistema de salud más preventivo".

Lea también: ¿por qué las personas con mascotas en casa gozan de mejor salud mental?

Salud mental y redes sociales

Al respecto la psicóloga María Victoria Reyes nos comentó que “se necesita de madurez para poder manejar las redes de manera adecuada. Sin embargo, veo que principalmente son manejadas por adolescentes, que todavía están en formación y que no tienen una madurez suficiente para controlarlas. Esto hace que sean las redes sociales las que los manejen a ellos y muchas veces se convierten en adicciones totales para su vida”.

Foto: as.com

Para ella, internet sí tiene un altísimo impacto en la autoestima de las personas; porque si bien antes los humanos construían su autoestima con base en lo que la familia, maestros y amigos decían; hoy se hace con base en perfiles idealistas que, muchas veces, muestran una realidad utópica en redes sociales.

“Estos perfiles idealistas son los que cada uno crea; y no son la realidad de lo que la persona es, sino de lo que la persona cree que podría ser. Y, al no ser reales, van a tener grandes dificultades con ellos mismos y con las relaciones con las otras personas. Si su perfil no gusta, las personas van a tener una grandísima angustia y se van a sentir deprimidos y van a pensar que no son personas valiosas para nadie, ni para ellos mismos”.

Escribe tu comentario