Actualidad

Covid-19 le plantea grandes retos a la lucha contra el uso y tráfico ilícito de drogas

Por 26 junio 2020 Sin comentarios
Foto: Coopeande1.com

La lucha contra el consumo indebido y tráfico de drogas en el mundo continúa. Aunque en el camino se presentan distracciones para que los gobiernos enfoquen sus esfuerzos en combatir otros problemas, éste se mantiene entre las prioridades por ser de las situaciones que más daño genera a la salud pública. A propósito de conmemorarse hoy el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico ilícito de Drogas, la Organización de Naciones Unidas (ONU) actualizó el informe mundial sobre drogas, con datos más cercanos a 2020. 

En el compendio, la ONU analiza el impacto que el Covid-19 ha tenido en el mercado de drogas, aún y cuando sus efectos no se han demostrado del todo. Entre los datos que se tienen a la fecha destaca que las restricciones fronterizas han causado escasez de drogas en la calle, lo que ha provocado un aumento de los precios y una reducción de la pureza en las sustancias consumidas. Otra de las afectaciones se da por el aumento del desempleo y la reducción de oportunidades, situación que hace vulnerables a los más pobres respecto al uso de drogas, al tráfico y al cultivo, como medida de sustento e ingresos económicos.

Según la directora ejecutiva de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Ghada Waly, la crisis generada por la pandemia del Covid-19 amenaza con agravar aún más los peligros de las drogas. Otra de las afectaciones tiene que ver con las rutas y métodos de transporte, en este sentido, los envíos por correo podrían aumentar, pese a la interrupción de la cadena de suministro postal internacional.

“La pandemia también ha provocado una escasez de opioides, lo que a su vez puede hacer que las personas busquen sustancias más fácilmente disponibles como el alcohol, las benzodiacepinas o la mezcla con drogas sintéticas. Pueden surgir patrones de uso más dañinos a medida que algunos usuarios cambian los hábitos de consumo por las dificultades de acceso actuales”.

Situación de consumo mundial

Hasta el año 2018, y según lo muestran las cifras más actualizadas de la ONU, el cannabis es la sustancia más consumida en el mundo. Alrededor de 192 millones de personas lo utilizan. Pero, los opioides (las drogas dentro de las que se incluye la heroína, las drogas sintéticas y ciertos analgésicos que están disponibles legalmente con prescripción médica, como la oxicodona, la hidrocodona, la codeína, la morfina) siguen siendo los más peligrosos. En la última década el total de muertes ocasionadas por los trastornos de su consumo aumentó un 71%.

“El consumo de drogas aumentó mucho más rápidamente entre los países en desarrollo durante el período 2000-2018, que en los países desarrollados. Los adolescentes y los adultos jóvenes representan la mayor parte de los consumidores”.

Así va el panorama local

Aunque no da cifras concretas, el Observatorio de Drogas de Colombia (ODC) asegura que el consumo de drogas ilícitas en el país está creciendo, no solo porque más personas las consumen, sino porque el mercado de sustancias es cada vez más amplio y diverso.

En el año 2016 el ODC llevó a cabo el Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Población Escolar. En ese momento, los indicadores de consumo más relevante demostraron que el 11,7% de los estudiantes habían usado marihuana alguna vez en su vida, el 3,9% cocaína, 1,3% basuco 2,1% éxtasis, 4% pegante, solvente o pintura, 2,1% LSD.

Datos aportados por el Observatorio de Drogas de Colombia.

Para el momento, un 15,9% de los escolares de Colombia declararon haber usado al menos una vez alguna sustancia ilícita, es decir, aproximadamente 1 de cada 6 escolares, lo que representa a un universo aproximado de 520 mil escolares, con un 16,9% entre los hombres y 15,1% entre las escolares mujeres. Lo más preocupante es que un 11% de los escolares declaró haber usado alguna sustancia ilícita en el último año. La edad de inicio, en la mayoría de los casos, son los 13 años.

En 2017 se hizo la última edición del Plan Nacional para la Promoción de la Salud, la Prevención y la Atención del Consumo de Sustancias Psicoactivas para los años 2014- 2021.

La meta del plan es:

  • El 100% de municipios y departamentos del país desarrollan planes territoriales de reducción del consumo de sustancias psicoactivas, conforme a los lineamientos y desarrollos técnicos definidos por el M.S.P.S.
  • Mantener por debajo de 5,5% la prevalencia de último año de consumo de marihuana entre escolares (tomando como base la prevalencia medida en el estudio en población escolar del año 2012: 5,2%).
  • Aumentar la edad promedio de inicio del consumo de sustancias ilegales, de 13,1 a 15,5 años.
  • Aumentar a 50% la proporción de atención parental en niños y adolescentes escolarizados.
  • Posponer la edad de inicio del consumo alcohol, por encima de los 14 años.
  • Reducir los AVISAS (Años de Vida Saludable) perdidos por trastornos mentales y del comportamiento debido al uso de alcohol en población general a 3,4 por 1.000 habitantes.
  • Mantener por debajo de 12% el consumo de riesgo y perjudicial de alcohol en población general.

Resulta pertinente recordar que, mediante la resolución 42/112, aprobada el 7 de diciembre de 1987, la Asamblea General de la ONU decidió conmemorar el Día Internacional contra el Tráfico Ilícito y Abuso de Drogas cada 26 de junio para reforzar la acción y la cooperación con el fin de alcanzar una sociedad libre del consumo de drogas.

Escribe tu comentario