ActualidadAsociadasNoticiasSalud Pública

Guía para aprovechar al máximo su cita médica

Asistir regularmente al médico es algo que deberíamos hacer, así que tome nota a estos consejos.

Redacción Gestarsalud

Habitualmente cuando sufrimos quebrantos de salud asistamos al médico general para que nos ayude a comprender qué está pasando en nuestro cuerpo. Cada cita con un profesional de la salud se trata de un espacio importante y es clave saber aprovecharlo.

Carl Steven Machua Hernández, docente y coordinador del área comunitaria de la facultad de medicina de la Universidad el Bosque, elaboró para Gestarsalud una guía práctica que todos deberíamos tener en cuenta para aprender a aprovechar al máximo las consultas con medicina general.

(Le recomendamos: Viruela del mono: lo que debe saber de la enfermedad que alerta al mundo)

Los indispensables para su cita con médico general

Para empezar, el paciente debe conocer muy bien sobre sus antecedentes de salud, tales como enfermedades que previamente hayan sido diagnosticadas, tratamientos farmacológicos o enfermedades relevantes.

Es importante también saber acerca de los antecedentes familiares, ya que estos se convierten también en datos indispensables para mejorar y optimizar la consulta médica general, porque de ahí parte la investigación que hace el médico para desarrollar el motivo de consulta.

En consecuencia, es clave que tenga también presente cuál es el motivo de la consulta o atención.

(Lea también: Estudio confirma el poder de la dieta mediterránea para cuidar el corazón)

Es importante una buena relación con su médico general

A fin de que su consulta sea lo más amena posible, tenga en cuenta que la relación médico paciente se debe desarrollar desde los pilares de la comunicación, el respeto, la credibilidad y la empatía que se logre construir a lo largo de la consulta médica.

Muchos de estos elementos indispensables son permeabilizados por factores de desconfianza por los múltiples inconvenientes que se desarrollan en los sistemas de salud, pero es importante tener en cuenta que en ocasiones son ajenos a los alcances de los profesionales.

En lo posible lleve un acompañante

Un factor positivo para asistir a las consultas es llevar a un acompañante, dado que a veces por las mismas limitaciones del paciente se requiere de un acompañamiento de la red de apoyo que generan los familiares. Es importante resaltar que es necesario un proceso educativo que involucre a este tipo de familiares (cuidadores), para que reconozcan la responsabilidad de un acompañamiento en consulta médica y de los alcances que este tiene para respetar siempre la autonomía del paciente y no se conviertan en factores negativos que entorpecen la relación médico- paciente.

(Le puede interesar: Tasa de tutelas contra las EPS cayó 30 por ciento en el 2021)

Otros elementos pueden ayudar al diagnóstico del médico general

Evidentemente, si se cuenta con exámenes médicos nuevos o antiguos, se deben llevar a la consulta dado a que es información valiosa para el profesional de salud, y que puede dar pautas no solo en la historia clínica, sino en el direccionamiento de la consulta.

Es de recordar que cuanta más información brinde el paciente más acertado y adecuado será el manejo médico. No obstante, vale resaltar que la consulta médica no solo se sustenta en los paraclínicos, sino en la relación de confianza y credibilidad que se construye desde la empatía.

Lleve apuntes de sus síntomas y de las dudas que tenga

Es importante resaltar que un paciente que lleve sus dudas e inquietudes o un seguimiento de sus consultas refleja un interés real por su proceso de salud. Además, permite complementar el proceso profesional del médico durante la consulta, porque se convierte en un apoyo histórico y de conocimiento para el manejo de su salud.

(Lea también: Sepa cómo pagan las incapacidades las EPS)

No es necesario que el mismo doctor lo atienda siempre

Dado a la organización y al modelo de atención primaria en salud, es posible que el mismo médico lo vea en múltiples ocasiones y lleve el proceso con un paciente. Pero en ocasiones este proceso se ve truncado porque no se alinea a las necesidades del paciente con la oferta de servicios.

El paciente debe tener en cuenta que el mejor respaldo de un seguimiento continuo de sus procesos de salud, independientemente de la continuidad con un profesional médico, se centra en la información suministrada y registrada en la historia clínica, la cual se posiciona como la columna vertebral de información sobre un paciente. Los médicos desde su formación profesional deben ser conscientes de su diligenciamiento adecuado y completo para no generar reinicio de procesos cuando el paciente se enfrenta a esta situación.

Tenga en cuenta el tiempo de consulta

La consulta tiene un tiempo estipulado por normativa general (Resolución 5261 de 1994) no menor a 20 minutos, aunque es importante resaltar que desde el modelo de atención primaria en salud algunos programas de salud cuentan con tiempos ampliados dado que se especializan en cierto grupo de patologías o de acciones en salud que requieren mayor disponibilidad de consulta.

Parte de los procesos de promoción y prevención han direccionado que la mejor forma de aprovechar el tiempo de la consulta es lograr establecer los puntos de la relación médico paciente de una manera previa, en la cual se desarrolle la confianza de indagar en primera medida el motivo de consulta y el diligenciamiento de la historia clínica, para que el tiempo restante pueda ser aprovechado en resolver las dudas e inquietudes en los espacios del examen físico.

En conclusión, la consulta deja de ser una carrera contra el tiempo si tenemos todos estos puntos claros, y así se transforma en un espacio donde la interacción y la empatía logran satisfacer la calidad de la atención y su direccionamiento a resolver los problemas por los que consulta el paciente.

(Le puede interesar: Seis sosas que todo paciente de asma debería saber)

Escribe tu comentario