ActualidadAsociadasNoticias

Esta sería la clave para reducir el consumo de cigarrillo en Colombia

Paquetes estandarizados y advertencias sanitarias más grandes parecen disminuir las percepciones positivas de los empaques de cigarrillos.

Redacción Gestarsalud

Anualmente en Colombia mueren 34.800 personas por enfermedades atribuidas al consumo del tabaco, según la Encuesta Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas (2019), evidenciando así que fumar causa el 10 por ciento de todas las muertes entre los adultos colombianos, además de que la prevalencia del tabaquismo en niños es mayor que en otros países de ingresos medios.

De hecho, por estas cifras se prevé que la morbilidad y la mortalidad relacionadas con el tabaquismo aumenten en Colombia durante la próxima década.

Muchas han sido las medidas que se han buscado para contrarrestar el uso de esta sustancia nociva a nivel mundial. Por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que las advertencias pictóricas cubran al menos el 50 por ciento del paquete y que el empaque estandarizado reemplace el empaque de marca para advertir a adultos y niños sobre los riesgos de fumar.

Sin embargo, en Colombia aún no se han introducido estas recomendaciones por lo que el empaque de marca sigue estando vigente y las advertencias pictóricas cubren solo el 30 por ciento de la superficie del paquete.

Un estudio de la Universidad Nacional de Colombia, justamente, buscó medir cómo las cajetillas de cigarrillos y el tamaño de las advertencias sanitarias afectan la atención visual y las preferencias entre los fumadores y no fumadores colombianos.

(Le recomendamos: Los casos de demencia se triplicarían a nivel mundial para el 2050)

¿Cuáles fueron los hallazgos más importantes del estudio?

El hallazgo más importante fue que las advertencias sanitarias de mayor tamaño y los envases estandarizados cambiaron las percepciones positivas de los cigarrillos en fumadores y no fumadores.

“Observamos una mayor atención visual a las etiquetas de advertencia en paquetes estandarizados versus de marca, y cuando las advertencias eran más grandes a medida que aumentaba el tamaño de la advertencia, disminuyó la diferencia en la atención visual a las advertencias entre los envases estandarizados y de marca”, explicaron los autores.

El estudio muestra así que quienes prestaron más atención visual a las advertencias fueron los no fumadores en comparación a los fumadores; no obstante, a medida que aumentaba el tamaño de las advertencias, estas diferencias iban disminuyendo.

Por otra parte, los ensayos mostraron que aumentar el tamaño de la advertencia del 30 al 70 por ciento redujo las preferencias de probar el cigarrillo, las percepciones gustativas y significó mayores percepciones de daño.

Respecto a la diferencia de colores, la atención visual a la advertencia sanitaria fue mayor en los empaques neutros que con los de la marca normalmente usados, y es mayor cuanto más grande sea la advertencia sanitaria; los no fumadores son quienes tienden a visualizar más la advertencia.

“El experimento también mostró que dejaban de existir preferencias por una marca u otra si estas eran mostradas sin su empaque tradicional colorido y característico, lo que significa que un empaque neutro es poderoso y no solo para detener las herramientas de persuasión de las compañías tabacaleras para influir en el comportamiento de las personas”, señaló Carlos Sillero, coautor del estudio e investigador de la Universidad de Bristol, Reino Unido.

(Le puede interesar: Fatiga y deterioro cognitivo, los dos síntomas más comunes del post covid)

¿Cómo se llevó a cabo el estudio?

Para este estudio se utilizó un total de 156 participantes entre 18 y 40 años. Los requisitos principales eran vivir en Colombia y ser no fumadores, fumadores semanales y fumadores diarios.

Los participantes asistieron a una sola sesión de prueba que duró 45 minutos. Allí informaron si compraban principalmente cigarrillos de paquete completo o cigarrillos individuales, está última cabe resaltar que es una práctica común que está prohibida en Colombia, pero que se aplica de manera deficiente.

Y así se llevaron a cabo experimentos de seguimiento ocular y experimentos de elección discreta.

“Realizamos un experimento de seguimiento ocular para examinar la atención visual a las advertencias sanitarias en comparación con la información de marca en los paquetes de cigarrillos presentados en la pantalla de una computadora” Dijeron los autores.

Así mismo, se examinó el impacto de los atributos de advertencia de tamaño, empaque y tipo de marca en las preferencias para probar el producto, las percepciones de sabor y las percepciones de daño.

Hasta donde se sabe, este es el primer experimento en Colombia que prueba los efectos del empaque estandarizado y las advertencias sanitarias más grandes con estas metodologías (es decir, seguimiento ocular y DCE).

“Nuestra investigación respalda y replica trabajos anteriores realizados en otros lugares. Por ello la implementación de estas políticas podría contribuir a reducir la carga que el tabaco en Colombia”, concluyeron los autores.

Con información de la Agencia de Noticias de la Universidad Nacional.

(Lea también: El ejercicio fortalece el sistema inmune y aumenta la potencia de las vacunas)

Escribe tu comentario