ActualidadNoticias

Medio millón de estudiantes dejaron de recibir alimentación escolar el año pasado

Back to school. Cute little school girls sitting on bench in school yard and eating lunch outdoor.

Los estudiantes de preescolar fueron los más afectados, según investigación de la Universidad Javeriana

Redacción Gestarsalud

Al menos 476.000 niños y jóvenes de colegios oficiales (desde preescolar hasta básica media) dejaron de recibir alimentación escolar el año pasado en el contexto de la pandemia, según encontró un análisis del Laboratorio de Economía de la Educación (LEE), de la Pontificia Universidad Javeriana, con base en datos de la Encuesta de Calidad de Vida del DANE y el Sistema Integrado de Matrícula del Ministerio de Educación.

En este sentido, el informe reveló que en el 2020 la cobertura de la alimentación escolar disminuyó en 15 puntos porcentuales en comparación con el 2019. Sin embargo, el informe explica que debido al cierre de los colegios por la pandemia el Programa de Alimentación Escolar tuvo que cambiar la forma de entregar los alimentos a los estudiantes en los colegios a través de puntos de acopio y entregas puertas a puertas, entre otras estrategias.

La mayor caída debido a la pandemia se presentó en la educación preescolar, en la que la cobertura de alimentación escolar pasó del 78 por ciento en el 2019 a 67 por ciento en el 2019. “Esta disminución de 11 puntos porcentuales implica que aproximadamente 72.000 estudiantes de preescolar dejaron de recibir alimentación escolar durante el año 2020”, dice el informe.

Leer también La pandemia afectó la donación de órganos y tejidos en Colombia: https://gestarsalud.com/2021/10/14/la-pandemia-afecto-la-donacion-de-organos-y-tejidos-en-colombia/

En el caso de la educación primaria, se presentó una disminución de 8 puntos porcentuales frente al 2019, lo que representa que cerca de 261 mil estudiantes dejaron de recibir los alimentos. En secundaria la caída fue de 6 puntos porcentuales, lo que se traduce en que 143 mil estudiantes dejaron de estar cubiertos por este programa.

Aunque en el 2021 se puso en marcha el modelo de alternancia, los investigadores insisten en la importancia de la alimentación escolar. “Debe ser una prioridad identificar a los estudiantes que tuvieron problemas de cobertura o dejaron de recibir alimentación escolar durante la pandemia, y mitigar los posibles efectos del déficit alimenticio, en especial en aquellos de hogares vulnerables”, afirmó Luz Karime Abadía, codirectora del LEE.

Cuatro recomendaciones que deja el estudio:
-Aumentar la cobertura del Plan de Alimentación Escolar.
-Mejorar la calidad de las raciones entregadas.
-Aumentar las raciones entregadas garantizando al menos dos comidas en la jornada escolar.
-Destinar recursos adicionales y gestionar su asignación con mejor eficiencia.

Escribe tu comentario