ActualidadCovid 19Noticias

Estudio confirma que el PRASS puede salvar vidas

Por 21 julio 2021 Sin comentarios
Foto: tec.mx

Mortalidad por covid-19 puede bajar 48 por ciento si se rastrean cinco contactos por caso. Hoy indicador está por debajo de dos.

Redacción Gestarsalud

El programa de Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible (PRASS) se lanzó el año pasado por parte del Ministerio de Salud y busca reducirlas infecciones de covid-19 y cortar las cadenas de transmisión. Con base en el rastreo y aislamiento de los contactos de los casos probables o sospechosos del virus.

Su implementación de manera articulada está a cargo de las secretarias de salud del orden departamental, distrital y municipal o las entidades que hagan sus veces, los equipos de rastreo de las entidades responsables del aseguramiento en salud, equipos de rastreo del Centro de Contacto Nacional de Rastreo (CCNR), el Instituto Nacional de Salud (INS) y los prestadores de servicios de salud.

Y si bien se trata de una iniciativa pensada para la contención de la pandemia, un estudio adelantado por la dirección de epidemiología del Ministerio de Salud y académicos de las universidades del Norte y la UIS, que está en preprint, encontró que su aplicación puede tener impacto en la reducción de la mortalidad por covid-19. Conozca el estudio aquí https://cutt.ly/7m95Fi3

La investigación se basó en los casos confirmados y sospechosos de covid-19 y sus cadenas de contacto del 28 de marzo del 2020 al 13 de enero de 2021. En ese periodo se ¬presentaron 1,4 millones de casos, 542.936 de los cuales (39,3 por ciento) tuvieron al menos un contacto registrado y hubo 46.087 muertes.

En ese periodo se registraron 1’029.020 contactos, lo que equivale a una mediana de un contacto por caso.

“Sólo el 5,8 por ciento del total de casos y contactos se incluyeron en una cadena de un caso donde se realizaron cinco o más contactos. Se encontró que el rastreo de al menos cinco contactos por caso positivo reduce la letalidad en un 48 por ciento y, con los niveles actuales de rastreo en Colombia, previene el 1,8 por ciento de las muertes”, una cifra cercana a 830, según el documento que debe ser revisado por pares.

Y “si el número de contactos en el programa de rastreo aumenta progresivamente, entonces es posible prevenir un promedio del 27 por ciento de las muertes cuando la cobertura de rastreo de cinco o más contactos alcance el 40 por ciento del total de casos”, añaden los investigadores. De hecho, añaden que el riesgo de muerte por covid-19 disminuye en promedio un 88 por ciento cuando la intensidad del rastreo alcanza más de nueve contactos.

El estudio plantea como conclusión que en Colombia “el rastreo de al menos cinco contactos por caso reduce la letalidad por covid-19” y en ese sentido “la cobertura y la intensidad del rastreo deben incrementarse como estrategia para mitigar la mortalidad en el país”.

Para el doctor en salud pública Luis Jorge Hernandez, el PRASS no funciona como debería, porque según él "el rastreo de al menos cinco contactos por caso hubiera reducido la mortalidad en un 48% en Colombia y, a los niveles actuales de rastreo en Colombia, se previno solo el 1.8% de fallecidos. Siempre la razón de contactos por contacto en Colombia en el PRASS estuvo alrededor de 2, lo que quiere decir que El PRASS no funciono como debiera", argumentó.

Necesidad de mejorar

De acuerdo con los datos disponibles del Ministerio de Salud, la razón de contactos registrados por cada caso confirmado en el país se ubica en 1,85, pues de 1,7 millones de positivos se han contactado a 3,2 millones de personas. Sin embargo, ese indicador nacional ha variado con el tiempo y según el dato más reciente se encuentra por encima de 2.

El estudio plantea diferentes factores que explicar lo bajo de esta cifra, “como la baja cobertura del programa en áreas urbanas, las limitaciones en los recursos humanos y tecnológicos necesarios para realizar el rastreo de contactos y la falta de seguimiento de las responsabilidades del programa que son compartidas por todas las partes involucradas”.

Elisa Torrenegra, directora ejecutiva de Gestarsalud, que integra a las EPS del régimen subsidiado, recuerda que el PRASS es una estrategia concebida desde el punto de vista de la articulación de todos los actores, incluyendo las secretarías de salud y las entidades administradoras de planes de beneficios, quienes tienen que hacer el rastreo de los casos para identificar la necesidad de pruebas y los aislamientos.

“Adicionalmente, cuando contratan a los laboratorios estos tienen que desarrollar la prueba de acuerdo con sus tiempos y según el número de solicitudes que les están llegando. Nosotros le hacemos seguimiento a los prestadores, pero realmente ya dependemos del número de pruebas que están llegando y de la capacidad de la red de laboratorios. También, nuestros equipos multidisciplinarios hacen el seguimiento de los pacientes en casa para así conocer si es necesaria atención por complicación”, afirma.

En ese sentido, sostiene que “todas las partes del proceso PRASS tienen que desarrollar su función, incluso los mismos usuarios en su proceso de aislamiento; para esto el Gobierno Nacional ha dispuesto los apoyos económicos para que no se tenga prisa por salir”.

Escribe tu comentario