ActualidadCovid 19Salud Pública

Usar transporte público en pandemia: una responsabilidad individual

Foto cortesía: noticias.caracoltv.com

Las reglas y recomendaciones, de cara a evitar y prevenir contagios de COVID-19 están establecidas y son las mismas desde hace poco más de un año. Cada sector de la economía tiene en sus manos las herramientas para mitigar los riesgos, pero son los ciudadanos los principales responsables de cuidarse a sí mismos y a los demás. Hoy, importantes aglomeraciones se registraron en algunas estaciones del sistema de transporte público más importante de Bogotá, Transmilenio. Una situación que preocupa si se toma en cuenta que, además de todo, la capital se encuentra en cuarentena total hasta la madrugada de este martes por la alta ocupación que tiene en Unidades de Cuidados Intensivos.

Las rutas de Transmilenio el día de hoy funcionaron a media marcha, como si se tratara de un domingo o día festivo. La lógica de la Alcaldía de Bogotá se centró en que, por ser día de cuarentena total, la cantidad de personas en el sistema debía ser mínima.

Pero no fue así, por el contrario, varias estaciones colapsaron, en plena cuarentena y pico de casos positivos y de muertes. El ayuntamiento culpa a las empresas, que- según la alcaldesa Claudia López- no respetaron el llamado a guardarse en sus hogares durante el día de hoy. La ciudadanía culpa a la alcaldía por reducir al máximo la operación del sistema articulado de transporte público.

Lo cierto es que la responsabilidad individual es determinante en las decisiones que se toman, de cara al riesgo de contagio de COVID-19.  En este sentido, Gestarsalud hace un llamado a que los empleadores recuerden que la flexibilidad y alternancia de horarios es una de las estrategias que no deben quedar a un lado en el intento de no colapsar los sistemas de transporte público y de cuidar la salud de los empleados.

También es importante recordar que muchas labores y oficios pueden practicarse desde el hogar. Mantener activo el teletrabajo, en medio del tercer pico epidemiológico, es determinante para el cuidado colectivo.

Foto cortesía: Concejal de Bogotá Juan Baena (@juanbaenam)

Transmilenio no es la única opción

Si bien Transmilenio es el sistema de transporte más grande y efectivo de la capital, no es el único. Existen en la ciudad varias alternativas que, sobre todo en días de cuarentena, resultan rápidas y menos peligrosas en cuanto a riesgo de contagio de COVID-19 se refiere.

  • El Sistema de Transporte Urbano de Bogotá (SITP) es uno de los que, cuando la ciudadanía, por decreto distrital o nacional, está encerrada, resulta menos congestionado y más efectivo que Transmilenio. Las calles están vacías y los autobuses tienen las vías solo para ellos, además, la cantidad de personas que aborda las unidades, sorprendentemente, es menor.
  • Carro compartido: dentro de las excepciones en el pico y placa hay una que se conoce como ‘carro compartido’. Consiste en compartir automóvil con tres o más personas durante todo el trayecto, incluido el conductor, y debe haber una inscripción previa en Movilidad Bogotá: https://www.movilidadbogota.gov.co/web/SIMUR/EXCEPCIONES_WEB/PANEL/. Aunque el riesgo de contagio no se mitiga del todo una vez que se sale de la seguridad del hogar, es mejor y menos peligroso compartir un vehículo particular con dos o tres personas más que con 30 o 50 en un autobús o Transmilenio.
  • Caminar. 
  • Usar bicicleta. 
  • Usar moto.
  • Usar patineta (compartida o propia).
  • Usar rutas empresariales.
  • Usar taxi.
Foto cortesía: lafm.com.co

Recomendaciones para usar transporte público 

El transporte público es un servicio esencial aún en tiempo de pandemia, que ayuda a la reactivación económica, además de facilitar la movilidad para quien requiera acceso a servicios de salud. Sin embargo, debe tener en cuenta estas recomendaciones para su uso seguro:

  1. Solo debe de su casa salir si es necesario.
  1. Revisar con anterioridad la ruta para no perder tiempo y evitar conversaciones con extraños.
  1. Usa permanentemente tapabocas cubriendo boca y nariz.
  1. Evitar al máximo tocar superficies comunes dentro del sistema.
  1. Lavarse las manos por lo menos cada 3 horas o tan pronto salga del sistema de transporte.
  1. Cumplir con las medidas de distanciamiento social.
  1. Respeta la señalización de protocolos en uso de asientos y espacio al interior de los vehículos.
  1. Abordar unidades, que cumplan con la norma de la adecuada ventilación. En caso contrario, evitar abordar estos vehículos.

Escribe tu comentario