ActualidadDeterminantes de la salud

Alimentación y actividad física son claves para el buen funcionamiento renal

Por 11 marzo 2021 Sin comentarios
Foto: corachan.com

Hoy, como cada segundo jueves de marzo, se conmemora el Día Mundial del Riñón, una efeméride instaurada por la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF) para generar conciencia sobre la detección de cualquier padecimiento en los riñones, de manera temprana y oportuna. Las afecciones en este órgano vital pueden prevenirse retrasarse y atenderse a tiempo.

Los riñones tienen como función principal eliminar toxinas, el exceso de agua y son esenciales para ayudar a controlar la presión de la sangre, producir glóbulos rojos y mantener los huesos saludables, pero pueden ser afectados por enfermedades congénitas o enfermedades que se desarrollan durante la vida por hábitos y comportamientos inadecuados.

Según la Fundación Cardioinfantil, en Colombia, para 2020, habían más de 29.000 personas recibiendo diálisis y de ellas más de 2.900 estaban en lista de espera para un trasplante de riñón. Datos aportados por la ISN y la IFKF indican que el 10 % de la población mundial sufre de alguna enfermedad renal crónica, pero no suelen darse cuenta hasta que el problema está en fases avanzadas. En estos casos los únicos tratamientos viables son la diálisis o el trasplante de riñón. Las patologías más frecuentes que afectan los riñones son cálculos renales, infecciones, cáncer, lesión renal aguda y síndrome nefrótico e insuficiencia renal.

Los expertos aseguran que los riñones son el gran filtro del cuerpo, pues ayudan a desechar todas las toxinas a través de la orina.

Foto ccortesía: InsideSources.

Tener riñones enfermos también aumenta las posibilidades de sufrir infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares, dado que la sangre permanecerá sucia, por exceso de colesterol o cualquier otro tipo de sedimentos que no fueron drenados de manera adecuada.

Explica Stefano Laganis, director de diagnóstico InVitro en Siemens Healthineers, que cada año se diagnostican 13.3 millones de casos nuevos con Lesión Renal Aguda (LRA) y representan 2 millones de muertes anuales en todo el mundo: la falta de identificación y tratamientos tempranos en muchos países, en vías de desarrollo y desarrollados, hace que los pacientes no reciban los cuidados esenciales antes de que sea demasiado tarde.

“Dado a un mal tratamiento o tardía identificación, esta enfermedad puede tener mayor tasa de mortalidad que el cáncer de mama, cáncer de próstata, la insuficiencia cardíaca y la diabetes juntas. En efecto, la mortalidad ajustada a un evento de LRA es de 23.9 % en adultos y 13.8 % en niños”.

Las alertas para identificar los síntomas de esta enfermedad son: hemorragia urinaria, fiebre, debilidad, fatiga, diarrea, falta de apetito, dolor abdominal, dolor de espalda y calambres musculares.

Imagen cortesía: Siemens Healthineers.

El experto de Siemens Healthineers recomiendan cinco actividades que se pueden hacer para llevar una vida saludable y preventiva frente a las enfermedades en el riñón:

  1. Mantenerse hidratado: beber mucho líquido ayudará a que sus riñones funcionen correctamente. La orina debe ser de color amarillo, si es más oscura, puede ser un signo de deshidratación.
  2. Comer saludable: una dieta equilibrada garantizará la obtención de todas las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita. Comer mucha fruta, verdura y cereales como pasta, pan y arroz integral. No comer demasiados alimentos salados o grasos.
  3. Revisar la presión arterial: la presión arterial alta no presenta síntomas, pero puede aumentar el riesgo de sufrir problemas renales y cardíacos.
  4. Tener mesura con el cigarrillo y el alcohol: intentar dejar de fumar por completo y limitar la cantidad de alcohol que se ingiere. Tanto a los hombres como a las mujeres se les aconseja no beber más de 14 unidades de alcohol a la semana de forma regular.
  5. Mantener una buena condición física: un peso excesivo aumenta la presión arterial, lo que es perjudicial para los riñones. Intentar mantenerse en un peso saludable, a través de actividad física y sin comer en exceso. Se recomienda hacer, al menos, 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada, como caminar, montar en bicicleta o nadar, cada semana.

"El cuidado del riñón es fundamental, pues son imprescindibles para la supervivencia. Llevan a cabo varias funciones todas ellas de gran importancia para el funcionamiento del cuerpo humano, de ahí la importancia de estar atentos de los signos de alarma y de mejorar los hábitos alimenticios y de vida".

 Stefano Laganis, director de diagnóstico InVitro en Siemens Healthineers.

Escribe tu comentario