Covid 19Determinantes de la salud

La educación es la gran medicina para prevenir las enfermedades cardiovasculares

Por 14 febrero 2021 Sin comentarios
Foto: hospitalgalenia.com

En Colombia las Enfermedades Cardiovasculares (ECV) se encuentran dentro de las diez primeras causas de muerte en personas mayores de 18 años, según datos aportados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Las cifras han activado las alarmas nacionales y las autoridades de salud en la actualidad impulsan programas constantes de promoción y prevención. La mayoría de estas patologías son evitables si se detectan oportunamente.

Entre las ECV más comunes se encuentran la hipertensión arterial, la cardiopatía coronaría, la enfermedad cerebrovascular, la diabetes mellitus y la miocardiopatía, entre otras que afectan el corazón, los vasos, las arterias y venas del cuerpo, principalmente, y las cuales se manifiestan, sobre todo, en la etapa de la adultez y están asociadas a estilos de vida no saludables.

Aunque es importante saber que, si bien los programas de promoción y prevención están dirigidos a la evaluación del Riesgo Cardiovascular (RCV) de la población (a analizar la probabilidad de presentar una
enfermedad coronaria o cardiovascular en un periodo de tiempo determinado, generalmente de 5 a 10 años) es necesario enfocar los esfuerzos en prevenir los factores de riesgo modificables más
importantes: el tabaquismo, las dietas malsanas (consumo excesivo de sal, dietas ricas en grasas saturadas y grasas trans e ingesta insuficiente de frutas y verduras), la inactividad física, la ingesta de alcohol y el sobrepeso o la obesidad.

Lea también: nuevas tecnologías pueden mejorar la atención de pacientes cardiovasculares en todo el mundo

“En otras palabras, es importante que las autoridades de salud seamos más proactivas y, en lugar de analizar las posibilidades de que una persona pueda desarrollar una de estas enfermedades, deberíamos educarlas previamente para que no fumen nunca, para que hagan ejercicio periódicamente y para que lleven una dieta balanceada rica en frutas, verduras y alimentos bajos en sal y azúcar”, explicó Gaby Astrid Guarnizo, auditora de Ecoopsos EPS.

Imagen cortesía: canalsalud.miq.es.

Ecoopsos se ha encargado de fortalecer sus acciones de gestión del riesgo en salud, sobre todo en la población de 18 a 69 años de edad con patologías de hipertensión arterial y diabetes mellitus. En este sentido, ha creado un programa de riesgo cardiovascular, que busca mejorar la calidad de vida y la experiencia de los usuarios mediante la implementación de acciones
educativas de prevención, suministro de información oportuna de los diferentes factores de riesgo, caracterización de la población, fortalecimiento de la red de prestadores y el monitoreo continuo a
la prestación de los servicios de salud.

Guarnizo informó que las Entidades Administradoras de Planes de Beneficio (EAPB), en articulación con la red contratada para la atención de los usuarios, implementarán acciones tendientes a lograr el objetivo de este programa en aras de mejorar la gestión de la calidad de la información reportada por las unidades primarias de atención.

“Con esta iniciativa queremos impactar positivamente en la morbimortalidad de los usuarios, a través de la garantía de un tratamiento oportuno e integral; disminuyendo la probabilidad de eventos derivados al riesgo cardiovascular y renal, mediante la captación oportuna y la intervención programática de los pacientes con enfermedades crónicas no transmisibles como la hipertensión arterial, diabetes mellitus, dislipidemias y el síndrome metabólico”.

La invitación es para que los usuarios de Ecoopsos EPS, con edades entre los 18 y 69 años y patologías de hipertensión arterial, diabetes mellitus, obesidad y enfermedad renal crónica, se inscriban en el programa. Esta es una de las iniciativas más importantes de cara a la disminución de la morbimortalidad cardiovascular.

Escribe tu comentario