Actualidad

Estiman reactivar IPS cerradas para ampliar capacidad de atención a casos de Covid-19

Por 17 marzo 2020 abril 9th, 2020 Sin comentarios
Luis Alexander Moscoso, Viceministro de Salud. Foto cortesía: El Espectador.

Gerentes de las Entidades Administradoras de Planes de Beneficios (EAPB) se reunieron ayer con el viceministro de Salud, Luis Alexander Moscoso, con la intención de conocer las predicciones en estadísticas del Covid-19 en Colombia y redefinir los lineamientos del sector, en virtud de amoldarse a la dinámica que tiene la enfermedad en el país.

El viceministro socializó con los representantes del sector las estimaciones que las organizaciones sanitarias tienen del comportamiento de la enfermedad en Colombia, aclarando que estos números obedecen solo a cálculos estadísticos y matemáticos.  Los resultados finales dependerán de la evolución del nuevo coronavirus y el comportamiento de las personas durante las próximas 14 semanas. Las acciones de contención son decisivas para aletargar la trasmisión tanto como sea posible.

Se estima que sin intervención la afección podría llegar de 3,2 millones a 4 millones de personas en 6 meses aproximados de duración. Los casos severos serían de entre 91.000 y 550.000 personas. Los más críticos de entre 31.000 hasta 187.000, con una mortalidad estimada entre 15.000 a 91.000 muertes en todo el territorio colombiano.

La demora en el avance será decisiva para lograr atender dentro del sistema de salud al mayor número de personas, con lo cual se pretenden lograr tres objetivos principales: modular el impacto en los servicios de salud, reducir el impacto social y reducir la mortalidad.

En este sentido, y para lograr la meta de modular el impacto en los servicios de salud, se propusieron a los presidentes y gerentes de las EAPB adoptar las siguientes estrategias:
  • Ajuste de los protocolos de atención.
  • Instaurar Telesalud, telemedicina y servicios de call center y otros mecanismos de acceso electrónico para pacientes crónicos y reformulación en quienes no sea necesario la presencia física.
  • Utilización de toda la capacidad red pública y privada.
  • Aumentar bioseguridad para el personal de salud.
  • Revisar y aumentar áreas de expansión (se deben revisar casos de re apertura de IPS cerradas y sedes por normas de habilitación).
  • Suspensión de actividades hospitalarias programadas.
  • Hospitalización en casa y atención domiciliaria.
  • Salidas prontas en hospitalización (reducir tiempos de estancia).
  • Suspensión de visitas hospitalarias.
  • Definir la necesidad de separar salas de espera donde se dé prioridad y se minimice los tiempos de espera de los pacientes con síntomas respiratorios.

En el encuentro, se planteó también la necesidad urgente de vincular a las ARL a las estrategias de contención, como un actor fundamental en capacitar y dotar a las profesiones de salud para la eventual prestación de servicios a un gran volumen de pacientes, con el fin de limitar la trasmisión vertical al personal de salud no expuesto y a sus familias.  Estas disposiciones serán reglamentadas con resoluciones administrativas que se publicarán en los próximos días.

Escribe tu comentario